27 marzo 2017 Noticias, Otros

Romeo y Julieta

Dicen que las casualidades no existen aunque a menudo nos encontramos con sucesos que resultan realmente sorprendentes. Este es, al menos, el caso que hoy nos ocupa y que nos lleva a pensar que, si bien, todo es fruto del azar, al menos nos queda un cierto resquicio de que, quizás como piensan algunos, todo esté escrito en nuestro destino.

Y así nos lo puede confirmar el caso con el que se encontró una joven fotógrafa de Carolina del Sur, en Estados Unidos, cuando fue contratada por unos padres recientes con el fin de plasmar las imágenes de su recién nacido nada más nacer y en el propio hospital. Los papás habían elegido el nombre de Romeo para su bebé, pero cuál fue la sorpresa de la artista cuando descubrió que, en la habitación de al lado y, casi de forma simultánea, había nacido una niña a la que sus padres habían llamado Julieta.

Romeo y Julieta son, sin lugar a dudas, los amantes más famosos de la literatura mundial de todos los tiempos. Aunque su destino fue trágico, es tal la pasión y entrega que se ofrecieron, que han quedado como ejemplo de auténtico amor a través de los siglos. Dos nombres que, sin lugar a dudas, van asociados. Pero ¿qué pasa si es el propio azar el que los junta?

Esta es la noticia curiosa con la que se encontró Cassie Clayshulte, una joven fotógrafa estadounidense que fue requerida por unos padres cuyo hijo acababa de nacer, con el fin de hacerle un reportaje durante sus primeras 48 horas de vida. A lo largo del embarazo los padres habían ido valorando los nombres que mejor podían encajar a su pequeño, así que eligieron Romeo.

Los padres de ambos escogieron sus nombres a lo largo del embarazo, mucho antes de su nacimiento.

El mismo caso pareció suceder a otros padres que, en cuanto supieron que traían una niña, empezaron a pensar en el mejor nombre, eligiendo Julieta. Lo que no sabían era que su Julieta iba a nacer el mismo día y la colocarían, desde el primer instante, junto a Romeo.

Precisamente los papás de Julieta también contrataron los servicios de la misma fotógrafa para inmortalizar, a través de su cámara, las primeras horas de vida de su pequeña. Ella fue la que descubrió la feliz coincidencia, ya que los padres no se conocían entre sí.

La fotógrafa quiso compartir este curioso hecho en su red social, prometiendo que, dentro de unos años, pueda publicar también sus fotos de boda.

Vía | Ecuavisa
Fotos | Wtb

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *