25 agosto 2009 Desarrollo, Salud

Mutismo selectivo, el niño no habla en algunas situaciones
En ocasiones un niño que ha desarrollado el lenguaje con normalidad, deja de hablar en algunas situaciones. Habla con normalidad en casa, pero se mantiene en silencio en situaciones sociales, ante otros adultos o en el colegio. No se niega a hablar, en realidad no puede. Para hablar de mutismo selectivo esto debe ocurrir durante al menos un mes, sin tener en cuenta el primer mes de clase en que la nueva situación puede enmudecer al pequeño.

La mayoría de los niños con mutismo selectivo presenta una fobia social extrema. Las causas pueden ser también biológicas, ambientales, sociales o por una alta ansiedad. Es común en niños entre 3 y 8 años, pero sobretodo en menores de 5 años, y algunos de ellos tienen antecedentes familiares de mutismo selectivo, timidez extrema o ansiedad. Los signos que presenta el niño son timidez, temor a la gente e incapacidad para hablar fuera de su entorno íntimo.

El tratamiento está encaminado a conseguir cambios en la conducta, para ello es necesaria la colaboración de los padres y el colegio. También hay medicamentos que dan buen resultado para tratar la ansiedad y la timidez extrema. La duración de la terapia y la medicación dependerá de cada niño, en algunos casos el tratamiento puede prolongarse hasta la adolescencia o la edad adulta.

Este comportamiento puede repercutir en el desarrollo emocional y educativo del niño, por lo que es necesario consultar con un especialista. Si no se trata podría desembocar en trastornos más serios. Es importante destacar que estos niños son sensibles, curiosos y muy inteligentes, a pesar de su extrema timidez.

Más información | Clínica Dam
Foto | De mamás

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *