17 octubre 2015 Embarazo, Fertilidad

Música y fertilidad

Hace ya algunos años que hablamos sobre un importante descubrimiento que unía a dos materias totalmente dispares, al menos hasta el momento, la música y la fertilidad. Desde el Institut Marquès nos llegaba la noticia que aliaba las vibraciones musicales con una mejor conexión entre el óvulo y el espermatozoide, consiguiendo que la tasa de éxito de esta unión aumentara de forma considerable para conseguir el embarazo.

Pero si bien este experimento fue realizado en un laboratorio, mediante la aplicación de un micro con vibraciones musicales en las incubadoras en las que se encontraban los embriones, ¿por qué no pensar que también puede resultar efectivo en la fecundación natural?, sobre todo para aquellas parejas que tienen dificultad sin tener problemas físicos que lo impidan. ¿Te imaginas que la música sea mucho más efectiva que un tratamiento de reproducción asistida?

Ya desde tiempos remotos se ha concebido a la música como una de las artes curativas más efectivas. Todavía en algunos pueblos primitivos siguen empleando esta maravillosa técnica para la curación de algunas enfermedades, especialmente aquellas que van unidas a las emociones.

Con respecto a la fertilidad asistida, si lo miramos desde un punto científico y dadas las experiencias en el laboratorio, las vibraciones musicales mueven los medios de cultivo en el que se encuentran los ovocitos lo que consigue que se encuentren más repartidos los nutrientes y, por lo tanto, mucho más predispuestos a ser fecundados. Algo que podría ocurrir, perfectamente, en una fecundación natural cuando una pareja realiza el acto sexual con la música como compañera. No olvidemos que cuando la gestación no llega solemos ponernos tensos y angustiados, algo que con la música podemos evitar.

Si nos remitimos a la historia más antigua, encontramos vestigios que nos dejarán impactados. Los primeros nos llegan desde la civilización egipcia que ya aseguraban que la música era un elemento importante para la fertilidad femenina. En la Grecia antigua, Aristóteles y Platón, dedicaron importantes estudios a la música en los que aseguraban que era uno de los mejores aliados para curar enfermedades físicas y psíquicas.

Vía | Fertilidad
Foto | Pixabay – Geralt

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *