20 marzo 2013 Noticias

Medico en consultorio

En Asturias están investigando la muerte de una pequeña de solo 18 meses que se atragantó con una palomita de maíz. La pequeña falleció hace unos días en Ibias, después de haber sido dada de alta en el Hospital Central.

Desde el Sespa (Servicio de Salud del Principado de Asturias) se comenzó a realizar una investigación para aclarar lo que sucedió en torno a la muerte de la niña, quien vivía en la localidad de Villares de Abajo (Ibias).

El 9 de marzo había llegado al Hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea con síntomas de asfixia por haberse tragado algo que le impedía respirar correctamente. Al parecer lo que le impedía hacerlo era una palomita de maíz. Entre los síntomas que presentaba tenía nauseas y vómitos que ocasionaron fiebre.

En el centro de salud se le practicaron diferentes pruebas para establecer un diagnóstico (por ejemplo, radiografías), pero no se llegó a detectar el objeto que la había atragantado. Desde este centro se la derivó al Hospital Universitario Central de Asturias en Oviedo, que tiene una unidad especializada en cirugía pediátrica.

En el Hospital Central, según lo declarado por los familiares, decidieron esperar hasta que el objeto fuese expulsado de manera natural, si esto no sucedía en un tiempo determinado se iba a proceder a una intervención quirúrgica. Con este diagnostico la pequeña fue enviada a su casa.

Luego de notar una fuerte desmejora en su estado la familia volvió a ir a los servicios médicos, concretamente, al consultorio periférico de Tormaleo en donde la niña murió con síntomas de asfixia.

Después de haberlo pospuesto tuvo lugar su funeral en la parroquia de Villares de Abajo. Desde el Sespa comprenden el dolor que está atravesando la familia y la difícil situación que les toca pasar, además aseguran que se encuentran a su disposición para aclarar todo lo vinculado a la muerte de la pequeña.

El objetivo de conocer estos casos es alertarnos sobre este tipo de accidente, para evitar de todas las formas posibles para que sucedan.

Vía | El Comercio
Foto | Flickr – Iara Paula

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *