20 febrero 2011 Consejos, Seguridad

Muchos bebés se lesionan tratando de salir de la cuna
Diez mil menores de dos años llegan anualmente a urgencias en Estados Unidos por lesiones relacionadas con la cuna, el parque o el moises. La mayoría suceden cuando el pequeño trata de salir por sus medios y cae al suelo. Aunque los datos son del país americano, en un mundo tan global, seguramente puedan extrapolarse a España.

La mayoría de los niños caen de cabeza ya que aún no tienen capacidad para amortiguar la caída con sus manos o girándose. Estas son las lesiones más peligrosas. El 40.3 por ciento de los bebés sufrieron lesiones en cuello y cabeza, y el 34.1 por ciento en partes blandas. La cuna es con diferencia el mayor causante de caídas, el 83.2 por ciento frente al 12.6 del parque o corralito y el 4.2 por ciento de caídas desde el moises.

El informe se ha publicado en Pediatrics y da algunos consejos de seguridad para prevenir estos accidentes. Cuanto mayor es el niño mayores posibilidades hay, obviamente, de que busque la forma de salir de la cuna. La parte superior del colchón debería estar a 66 centímetros del borde de la barandilla. Cuando el bebé mida más de 88 centímetros debería pasar a dormir en la cama.

Por otro lado, las cunas con barandilla móvil han sido prohibidas en Estados Unidos. La mayoría de las que tenemos aquí son así, hay que asegurarse de que la parte de abajo del lado móvil está bien anclado, que no puede abatirse. Dentro de la cuna no debería haber nada más que el bebé y el colchón. Para abrigarle lo mejor es un saco de dormir.

El doctor Gary A Smith, profesor de pediatría y director del Centro de Investigación de Lesiones y Política del hospital Nationwide Children’s de Columbus, Ohio, es el autor principal del informe. Advierte que pese a todo, la cuna sigue siendo el lugar más seguro para que duerma un bebé, “cada año se producen cientos de muertes cuando los niños duermen en un entorno que no está diseñado específicamente para ellos. El lugar más seguro para un niño es una cuna armada correctamente y funcional. Recuerda que acostar al bebé en la cama de los padres aumenta el riesgo de asfixia. También recuerda, “a los padres la importancia de seguir cuidadosamente las instrucciones del fabricante, las recomendaciones y restricciones en todos los productos relacionados con el sueño para garantizar que el entorno sea lo más seguro posible”.

Vía | Healthfinder
Foto | Flickr-Clover 1

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *