10 enero 2014 Opinión, Otros

Momento de hacer limpieza de lo que no necesitamos
Terminadas las fiestas y tras la, habitualmente generosa, visita de Papá Noel y/o los Reyes Magos la casa ha vuelto a encoger, no tanto como con la llegada del bebé, pero suficiente para que una revisión sea necesaria. La ropa y el calzado duran muy poco tiempo y lo mismo sucede con muchos de los accesorios y juguetes que van quedando arrinconados.

Aunque las campañas de recogida de juguetes suelen centrarse en la Navidad, los juguetes son necesarios todo el año, como el resto de cositas de bebé o niño que tengamos y ya no utilicemos. UNICEF ha estimado que dos millones y medio de niños en España viven bajo el umbral de la pobreza, una cifra tremenda que seguramente dará más valor a lo que tenemos ya en casa. Y la situación es similar, e incluso peor en otros países de habla española.

Puede parecer lo contrario, ahora que las teles y demás medios de comunicación no lo recuerdan cada minuto, pero encontrar un lugar o una persona a quien pueda interesar lo que tenemos es tan sencillo como acercarnos a la iglesia más cercana o realizar una búsqueda por Internet, tras lo que encontraremos páginas como anuncios en Nicaragua o en nuestro propio país.

Podemos verlo desde el punto de vista egoísta, el de poner orden en casa; desde un punto de vista ecológico, que las cosas puedan tener una segunda vida o, desde el más español de estos puntos de vista, el de la solidaridad. Sea como sea, al menos un niño y una mamá se sentirán un poco mejor con nuestro pequeño gesto.

Foto | Flickr-Kevin T. Quinn

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *