29 octubre 2017 Embarazo

La higiene puede ayudar a prevenir este tipo de problema

El dolor de muelas es molesto siempre, estando embarazada o sin estarlo, el día de hoy te contaremos qué medidas deberás tomar frente a esta situación. Un punto importante que podrás tener en cuenta es que la mejor etapa del embarazo para la realización de tratamientos odontológicos es durante el segundo trimestre.

Los profesionales aconsejan no realizar tratamientos odontológicos ni en el primer trimestre ni el el tercer trimestre, salvo que estemos frente a una emergencia. Si no existen molestias lo mejor sería esperar a que nazca el bebé y empezar con los tratamientos adecuados.

En algunos casos los dolores de muela pueden ser generados por los mismos cambios hormonales que las mujeres sufren en la etapa de la gestación. Algunos cambios en las hormonas vienen de la mano a estados inflamatorios de las encías o de las gingivitis, por eso es muy importante llevar una óptima higiene dental y en las encías.

Los profesionales aconsejan no realizar tratamientos odontológicos, ni en el primer trimestre, ni el el tercer trimestre.

Los cambios hormonales pueden hacer que las mujeres sientan que sus encías están inflamadas y, de forma espontánea, empiecen a sangrar, o lo hacen cuando se cepillan los dientes. A este problema se lo conoce como gingivitis del embarazo y, al terminar la gestación, el problema desaparece. Al finalizar el embarazo sería recomendable consultar con el odontólogo de confianza acerca de las limpiezas de encías.

Causas del dolor de muelas en el embarazo

Existen algunas causas del dolor de muelas en esta etapa de la vida. En algunos casos podrá ser generado por un absceso, un nervio sensible o una caries, en otras oportunidades se genera porque algún alimento ha quedado entre los dientes provocando una inflamación. En estos casos o si se siente una mayor sensibilidad acudir a una consulta con el profesional, para establecer cuál será el tratamiento adecuado y en qué momento se podrá realizar.

Es muy importante que ante la presencia del dolor de muelas siempre consultar con el ginecólogo o con un dentista, nunca se deberán medicar sin una receta médica ya que se pondría en riesgo la propia salud y la del bebé.

Para terminar el dolor de muelas en el embarazo un punto clave será tener una excelente higiene bucal, además del cepillado usar hilo dental, pasarlo por las muelas, además de enjuagarse con enjuague bucal o agua tibia con sal.

Otra manera de aliviar el malestar de manera más natural será pasar un bastoncillo con agua oxigenada y pasarlo por la zona dolorida, si el dolor continua aplicar hielo envuelto en un paño por la parte dolorida.

Vía | Propdental
Foto | Pixabay – Peter facebook

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *