2 febrero 2015 Salud

Molestias tras el parto

Durante los nueve meses que ha durado la gestación nuestro cuerpo se ha ido aclimatando a una forma distinta de funcionar. Las hormonas han ido trabajando hasta conseguir que nuestro vientre sea el habitáculo perfecto para una nueva vida, así que cuando nuestro pequeño decide salir al mundo, ese paraíso de vida que es nuestro cuerpo, tiene que volver a su estado habitual anterior al embarazo, lo que conlleva algunas molestias.

Estas molestias que se pueden sufrir, o no, a lo largo de las primeras semanas de vida de nuestro bebé son totalmente pasajeras, y son las siguientes:

Entuertos. Se producen al contraerse el útero para volver a su tamaño natural. Según cada mujer suelen durar de 3 días a una semana. Puedes notarlos más al dar el pecho a tu bebé.

Dolor de pechos. Durante los primeros días el bebé no succiona debidamente y la leche se acumula en el pecho, lo que puede llevar a sentirlos doloridos. Pasará en cuanto el pequeño aprenda a succionar con normalidad.

Escapes de orina. Tras el parto los músculos que componen el suelo pélvico pueden haber quedado uno poco sueltos, así que para fortalecerlos lo mejor es realizar los ejercicios de Kegel y así recuperar su fuerza cuanto antes.

Estreñimiento. El tiempo de reposo en el hospital, la falta de movimiento o el miedo a que se nos suelten los puntos de la episotomía, son algunos de los motivos que hacen que nuestro intestino se resienta a la hora de evacuar. Para evitarlo: tomar frutas y verduras.

Hemorroides. Pueden aparecer ante el esfuerzo del parto, mucho más si antes ya se han sufrido. A los pocos días de dar a luz suelen encontrar alivio. No es aconsejable utilizar cremas mientras todavía se tienen los puntos, así que nada mejor como una buena limpieza con agua y jabón después de usar el baño.

Vía | Ser Padres
Foto | Cosas de la infancia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Trucos para aliviar los pechos doloridos cuando das de mamar 21 septiembre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *