Modos de cocinar el huevo para el bebé

Modos de cocinar el huevo para el bebé

Escrito por: Sacra    28 marzo 2011     2 Comentarios     2 minutos

Uno de los alimentos importantes dentro de la dieta de nuestro bebé es el huevo. Por regla general es a partir del año cuando ya podemos ofrecerle el huevo entero como plato exclusivo aunque, es alrededor de los nueve meses, cuando empezamos a ofrecerle, en pequeñas dosis, unos trocitos de yema, primero, para luego seguir […]

Uno de los alimentos importantes dentro de la dieta de nuestro bebé es el huevo. Por regla general es a partir del año cuando ya podemos ofrecerle el huevo entero como plato exclusivo aunque, es alrededor de los nueve meses, cuando empezamos a ofrecerle, en pequeñas dosis, unos trocitos de yema, primero, para luego seguir con la clara. De esta forma nos aseguraremos que nuestro pequeño no padece alergia a este alimento y así, también, se irá acostumbrando a su sabor y textura.

Es importante que, al menos al principio, esté bien cocido y sigamos algunas pautas para evitar complicaciones tan serias como la salmonelosis, por ejemplo. Así que la mejor forma de ofrecerle su primer menú con este alimento es hacérselo duro. Se calcula que, una vez empiece a hervir y dependiendo del tamaño del mismo, transcurrirán unos 8 o 10 minutos para que quede en su punto. Para poder pelarlo bien, hay que quitar, inmediatamente el agua caliente de la cocción y sumergirlo en agua fría.

También durante sus primeras tomas podemos ofrecerle tortilla francesa, asegurándonos que esté bien cuajada. No hay que olvidar que, hasta el año, es mejor ofrecerle sólo la mitad del huevo. La ventaja de la tortilla francesa es que podemos incluirle otros alimentos, incluso aquellos que rechaza o que nos cuesta ofrecerle. Suelen aceptar de muy buen grado la tortilla rellena de queso, de jamón york o, incluso, de espinacas.

A partir de los doce meses la variedad se amplía. Podemos ofrecerle huevos mollet o pasados por agua, al vapor, poché o revueltos con otros ingredientes. También los huevos rellenos suelen tener mucho éxito entre los pequeños y eso que nos permite, como hemos dicho antes, disfrazar aquellos otros alimentos que le cuesta tolerar. Sin duda uno de los más aplaudidos y que siguen manteniendo a lo largo de su vida es el de tortilla de patata que, combinada con una ensalada, puede quedar un menú perfecto para una dieta rica y equilibrada.

Fuente | “La alimentación infantil” – Assumpta Miralpeix (Plaza & Janés, 2002)
Foto | Gastronomía y cía


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.