15 marzo 2009 Embarazo

Embarazada
La técnica milenaria originada en la India del shantala, nos permite estimular a nuestros hijos luego del primer mes de vida. También es posible practicarlo en embarazadas desde el momento de la concepción.

Esta técnica fue descubierta cuando una mujer de nombre Shantala se encontraba sentada en la calle dándole masajes a su bebe. El médico francés Frederic Leboyer, bautizó esta técnica en honor a la señora y la misma empezó a conocerse en Occidente como resultado de sus beneficios para la salud.

En el caso de las embarazadas lo importante es que los masajes sean en forma circular o en redondo. La embarazada debe ponerse aceite en las palmas de sus manos, juntarlas y las masajea. Luego desparrama el aceite redondeando suavemente su panza y acariciándola. En realidad lo que está haciendo es acariciar a su bebé, se pueden dar muy suaves golpecitos en la parte inferior de la panza, lo que activará al bebé, pero ten presente que los golpes son muy suavecitos. Tu hijo responderá con una patadita o sentirás que se mueve. De esta forma se habrá establecido en vínculo.
Lo ideal es que cuando te estés masajeando el vientre intervenga el padre también, hablándole, de tal forma que el niño empezará a identificar la voz de ambos.

El shantala como es un masaje no tienen ninguna contraindicación, siempre y cuando se hable de una persona sana. Es un masaje placentero tanto para la embarazada como para su bebé. Pero si tenes dudas debes consultar con tu médico.

Es aconsejable realizarlo para aumentar el vinculo emocional desde el momento en que sabes que estas embarazada. Una vez que el bebé nace lo ideal es continuar con los masajes hasta que cumpla los 7 años de edad. Es bueno darles afecto.

Fuente| Revista Mi bebé

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Embarazadas sin panza 16 febrero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *