13 marzo 2009 Consejos, Desarrollo, Nutrición, Padres y madres, Salud

Mi niño no me come

Sucede a veces que, en nuestro afán por cubrir con total perfección las necesidades nutritivas de nuestros hijos, convertimos la hora de las comidas en un verdadero infierno. Nunca debemos olvidar que se come por necesidad y no por obligación. Los niños, desde el primer día de vida, desarrollan una innata “sabiduría” frente a sus necesidades fisiológicas.

Cada niño es un mundo y, aunque hay que tener en cuenta ciertas “reglas alimenticias”, debemos respetar el gusto y la apetencia de nuestro pequeño. Como siempre decimos, nuestro pediatra nos irá indicando ciertas pautas para que nunca le falten los nutrientes básicos, aunque nadie mejor como la madre para guiar y valorar la alimentación de su retoño.

Pero existen esos niños que, de entrada, se niegan a probar bocado. A veces somos nosotros los que, con nuestra actitud, estamos “maleducando su estómago”. Ante este problema podemos seguir algunos consejos:

  • La hora de la comida debe ser un momento placentero. Nada de castigos o condiciones si no se acaba el plato.
  • Siempre que sea posible es importante que coma la familia junta. Así aprenderá los hábitos y costumbres familiares.
  • Permítele, de vez en cuando, que elija el menú. Hacerle cómplice de la decisión le hará sentirse “importante”
  • A fin de crearle una nueva perspectiva, puedes servir su comida en un plato más grande. De este modo verá que la cantidad es más pequeña (incluso siendo la misma). También les motiva mucho tener cubiertos divertidos o platos diferentes, con dibujos adecuados a su edad.
  • También les motiva mucho el ritual que antecede al momento de la ingesta de alimentos. Poner la mesa, en la medida que nuestro pequeño sea capaz, les ayuda a que ese momento sea distinto

De todos modos y, más allá de estas pequeñas pinceladas, hay que dejar al niño que decida la cantidad de alimento que necesita para satisfacer su hambre, sin olvidar que nosotros, como guardianes inmediatos de su salud, debemos llevarle a un especialista si, realmente, existe un problema serio en los hábitos alimenticios de nuestro hijo.

Vía | Guía Infantil
Foto | Mi hijo no come

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Luego de la madre tigresa apareció el padre avestruz 10 marzo 2011
  2. Los consejos de Nutrinanny, para una buena alimentación 1 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *