7 abril 2009 Consejos, Desarrollo, Educación

Negación

Casi todos los niños pasan por diferentes épocas que, dependiendo del bebé, éstas pueden llegar a ser más o menos desesperantes para sus padres. Hay una que suele despertar bastante frustración en los papás, y es cuando el hijo dice a todo que ‘no’.

Es una etapa que suele aparecer después de las pataletas y, como siempre, no tiene porqué manifestarse en todos los niños. Pero cuando lo hacen terminan por convertir la relación con sus papás en una negación constante por ambas partes. ¿Qué hacer con ellos?

Lo primero que hay que entender es que se trata, una vez más, de una manera que tienen los niños de autoafirmarse y de hacer notar su presencia. Por tanto, es importante que seas capaz de identificar aquellos ‘no’ a los que no hay que darles más importancia que aquellos en los que no habrá más remedio que oponerse. Hay que poner límites.

Si el pequeño dice no con mucha frecuencia, verás que tú también entrarás en el círculo y también le dirás que no haga tal cosa o no diga cual otra. Según los expertos hay que buscar un equilibrio que permita buscar alternativas y mantener determinadas posturas.

Ahí van unos pequeños consejos que quizá os puedan ayudar si os encontráis en esa situación:

  • Si le dices que ‘no’ a un niño ofrécele en seguida un ‘sí’. Por ejemplo: “No puedes ver la televisión ahora pero si quieres te puedo leer un cuento”.
  • No le digas ‘no’, sólo posponlo. Si se quiere irse a jugar al parque no le digas que no sino “cuando nos levantemos de la siesta bajamos un ratito”.
  • Ayúdale a decidir. “Ahora no puedes tomar un helado pero puedes elegir entre un yogur y un zumo de postre”.

Fuente | ”Cómo ser una súper mamá” de Carlota Máñez (Océano-Ambar, 2007)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *