17 junio 2009 Consejos, Embarazo, Fertilidad

Método Billings para buscar un embarazo
Otro de los métodos naturales para conocer la fecha de ovulación y por tanto el mejor día para quedarte embarazada, es el método Billings. Este método consiste en observar el moco o flujo vaginal durante todo un ciclo menstrual y registrar sus cambios. Es fácil aunque puedes tardar un poco en distinguir el tipo de moco cervical. No es una garantía de embarazo, como tampoco lo es para evitarlo.

Durante el ciclo el espesor y color del flujo va cambiando debido a las hormonas. Se empieza el primer día de regla, normalmente durante el periodo la fertilidad es escasa, aunque el embarazo no es imposible. Tras la menstruación hay unos días de sequedad, no hay fluídos o los hay en muy pequeña cantidad. Los ovarios están en reposo y la vulva se nota seca. Esos días son infértiles.

Aproximadamente hacia el octavo día, contando desde el primero de la menstruación, el flujo va cambiando. Tienes sensación húmeda en la vulva y el moco es fino y transparente, poco consistente. Este periodo dura unos 5 días en los que el nivel de estrógenos está aumentando y los ovarios están activos. Hay alguna posibilidad de quedar embarazada, sobre todo hacia el final.

El día de máxima fertilidad sientes la vulva hinchada, suave y resbaladiza. El moco es abundante, claro, elástico y líquido. No es necesario comprobarlo con los dedos pues el papel higíenico contendrá flujo al limpiarte. Es el día cúspide y el que debes aprovechar si quieres tener un bebé.

El flujo se vuelve pegajoso y poco a poco desaparece. La vulva vuelve a estar seca. Aún puedes lograr un embarazo durante estos tres primeros días. Al cuarto día el útero se cierra con un tapón mucoso que impide la fecundación. A partir de ese día y hasta la siguiente regla las posibilidades de embarazo son mínimas.

En resumen, los días de mayor flujo transparente y fluído coinciden con la máxima fertilidad. El moco cervical sirve a los espermatozoides como ayuda para alcanzar y fertilizar el óvulo. El registro se hace por la noche, anotando los cambios que has sentido durante el día. En un par de ciclos observando, podrás identificar tus días fértiles sin problemas.

Recuerda siempre que no hay ningún método natural que evite el embarazo con total garantía del mismo modo que no garantizan a concepción. Sirven para aproximarte lo más posible pero cada mujer y cada ciclo puede ser diferente.

Vía | Woomb
Imagen | Blog-salud

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *