23 octubre 2009 Desarrollo, Noticias, Salud

El mercurio ya no está relacionado con el autismo

Los científicos se han propuesto volvernos locos. Y es que nos pasamos la vida creyendo en una cosa que nos han dado por cierta, y al cabo de un tiempo la desmienten con cierta rotundidad. El otro día os contábamos que los problemas dentales de la embarazada tienen relación con el parto prematuro, cuando meses antes os habíamos dicho lo contrario, siempre según los científicos.

Hoy vamos a contaros como un equipo de investigadores de la Universidad de California-Davis, de Estados Unidos, ha desmontado la teoría, que nos habían dicho que era la más factible, de que el mercurio tenía que ver, y mucho, con el autismo de los niños. Ahora parece ser que esta relación entre este metal y ese desorden en el desarrollo neurológico no existe.

Y lo ha hecho después de llevar a cabo el estudio ‘Riesgo de autismo en niños, factores genéticos y ambientales’, cuya investigadora principal ha sido la doctora Irva Hertz-Picciotto, en el que han concluido que las concentraciones de este metal en la sangre de los niños autistas era la misma que en los que estaban sanos.

En la investigación, en la que se estudió a 452 menores, se incluyo a un grupo de bebés entre los 24 y los 60 meses. Parte de los cuales han sido diagnosticados de autismo, otros tantos sufren otros trastornos del desarrollo y el resto están completamente sanos.

Para llegar a la conclusión de que el mercurio no influye en esta dolencia, se evaluó la exposición de los niños a este metal tanto en la dieta, en los productos de aseo personal, en la exposición a vacunas o por amalgamas dentales.

En palabras de la investigadora principal, lo que demuestra este trabajo es que el autismo es una enfermedad muy compleja, por lo que “hay que abandonar la idea de que un sólo factor puede explicar las razones por las que algunos niños desarrollan esta dolencia”.

Según esta experta, se hace imprescindible evaluar la susceptibilidad genética y los factores ambientales del enfermo para poder tener la historia completa, ya que hay que ver el autismo desde una perspectiva multifactorial.

Vía | El Mundo
Foto | A través de Venezuela

También te puede interesar

Comentarios

14 comentarios
  • RAUL GARCIA

    hola tengo noticias acerca del autismo, soy terapista alternativo y con algunos casos mejorados en ASPERGER, saludos desde venezuela

  • Mónica M. Bernardo

    Gracias Raúl, si quieres compartirlos aquí tienes tu espacio. Un saludo.

  • maria

    No es que los científicos quieran volvernos locos… lo que ocurre es que el conocimiento científico, es decir el que más se acerca a la verdad, avanza mediante investigaciones y se caracteriza por ser constantemente puesto a prueba. En la astrología, ciencias ocultas o las religiones no hay cambios, todo está ya masticado por otros y solo tenemos que tragarlo. Las cosas son de una sola forma y no se pueden discutir. En la ciencia por el contrario, existe un principio importantísimo que parte del hecho de que cualquier conclusión científica debe poderse poner a prueba por terceras personas y llegar al mismo resultado. Si esto no es así, entonces se debe revisar el conocimiento anterior y corregir si es el caso. La ciencia, como ves, asume sus errores y debe partir del escepticismo si pretende ser autocrítica.

    Lamentablemente muchos de los estudios que se dicen científicos dejan de serlo cuando sucumben a intereses económicos de ciertos sectores. Esto no es culpa del conocimiento científico, ni la ciencia deja de ser menos “buena” por esto. La corrupción existe en la ciencia, en la religión y en la sociedad.

    Por suerte existen divergencias dentro del terreno científico, de lo contrario estaría pareciéndose más a la religión o a la astrología donde domina el pensamiento único y jamás escucharás una autocrítica, porque se trata de dogmas.

    No estoy diciendo que la religión o las creencias no deberían existir, solo aclaro que se trata de ordenes distintos y no se le puede pedir a la ciencia que sea siempre igual, puesto que es algo cambiante en base al conocimiento que se tiene en cada momento.

  • Mónica M. Bernardo

    maria, muchas gracias por tus explicaciones sobre la Ciencia, estamos de acuerdo en casi todo.

    Sólo permíteme que te explique que la frase a la que aludes es una manera de hablar, una licencia periodística (esto no es un comunicado científico) que presumo se sobreentiende al leerla ya que queda claro que no es su intención volvernos turuletos, y menos en temas relacionados con la salud. Gracias por seguirnos, maria.

  • maria

    Ups perdón, lo leí mal y rápido. Después de leer muchas webs sobre la relación vacunas-autismo, estaba un poco harta de tanta pseudociencia y al final acabé viéndola en cualquier parte. Entendí mal el planteamiento. Supongo que era demasiado tarde para pensar jaja.

    Gracias por la corrección.
    Respecto al artículo en sí, vuelve a generarme muchas dudas sobre el tema. ¿Cómo saber que este tipo de estudios está realmente libre de intereses extra-científicos? Lo cierto es que este tema me preocupa mucho y quisiera llegar a una conclusión correcta. Los padres de muchos niños con estos trastornos están segurísimos de la relación entre estas enfermedades y la vacunación.

    En fin, espero poder disipar dudas sobre el tema. Si conocen bibliografía relacionada o fuentes relacionadas, por favor hágamelo saber.

    Un saludo.

  • Mónica M. Bernardo

    maria, eso nos pasa a todos. En cuanto a los estudios, nunca puedes saber al ciento por ciento que están movidos por intereses exclusivamente científicos. Los estudios hay que costearse y siempre hay un financiador, lo que no quiere decir que tengan que estar dirigidos. Hay que confiar en los científicos no nos queda otra.

    La Ciencia, como sabes, está en contínua evolución, de ahí que lo que hoy vale mañana esté totalmente en desuso. La gente más informada suelen ser las asociaciones de pacientes y, por ende, los familiares. Te dejo los datos de dos asociaciones una de padres de niños con autismo: http://www.apna.es/ y otra de profesionales de autismo: http://www.aetapi.org/ que seguro que ya conoces. Un saludo,

  • ANA ALFONS

    Hola:

    Quisiera compartir este estudio del Dr. Luis Maya de la Universidad de Perú. Es un investigador independiente y aquí encontraréis su estudio, queda bien claro que el mercurio si está relacionado con los trastornos del desarrollo y el autismo

    http://www.autismoava.org/vacunas/noticias-y-articulos/thimerosal-y-neurotoxicidad-en-ratones

    Otros estudios puede que financiados por laboratorios no sean tan imparciales como todos quisiéramos.
    saludos.

    Ana Alfons

  • Mónica M. Bernardo

    Ana, muchas gracias por tu aportación. No obstante, si me lo permites decirte que el estudio que reseñas está hecho en ratones no comprobado en humanos y es de 2007. Con esto no quiero poner en duda los resultados sino que puede que haya resultados más novedosos. Como sabes la Ciencia avanza cada día a pasos de gigante. Y, por cierto, no todos los estudios de los laboratorios farmacéuticos obedecen a intereses subjetivos. Un abrazo.

  • Eugenia

    El mercurio SI está relacionado con el autismo. Lo que sucede y hace que haya sido tan difícil encontrar la relación es que las personas con autismo tienen problemas con la desintoxicación de los metales pesados y otras toxinas. En los autistas los niveles de mercurio en cabello son muy inferiores a la población normal. El cabello es un elemento del sistema excretor humano. Las personas normales cuando están contaminadas con mercurio lo excretan por el cabello, entre otras vías y sus valores cuando se miden son proporcionales a la intoxicación. En los autistas mientras menor es el valor de mercurio en cabello peor es el pronostico. Se han realizado investigaciones poniendoles tratamiento quelante a grupos de autistas y niños normales y se encuentra que el contenido de mercurio en orina de los autistas antes de la quelación era muy inferior al de los controles pero después de la quelación triplicaba el valor de aquellos. Esto confirma que sí tenían elevados contenidos de mercurio. Por otra parte se han realizado autopsias en Inglaterra a individuos con autismo que han muerto en accidentes y encontraron que sí tienen mayor contenido de mercurio que el resto de la población. El mercurio lo tienen acumulado preferiblemente en el cerebro y formando compuestos orgánicos, que difícilmente salen de ese órgano. Ya se acepta que el autismo es una combinación de factores genéticos (que están relacionados con dificultades en la desintoxicación) y factores ambientales (toxinas) que actúan como gatillos disparando los genes. La propia OMS ha declarado que no existe límite inferior seguro para el mercurio, es decir, que cualquier cantidad, por pequeña que sea, es potencialmente tóxica. A quien le haga más o menos daño, dependerá de los genes.

    • Eugenia, pero lo que explicas no habla del mercurio como causante del autismo, que es, si no lo he entendido mal, lo que desmiente Hertz-Picciotto. Un saludo

      • Eugenia

        Cierto. Falta explicar que el mercurio es una potente neurotoxina. Cuando se aloja en un cerebro en formación (en los fetos) impide su correcto desarrollo y cuando se aloja en cerebros ya formados puede ocasionar disminución de las capacidades cognitivas, fallas en la memoria, hiperexcitabilidad sensitiva, alergias múltiples, fobia social y todos los síntomas que presentan los autistas y muchos más. La sensibilidad al mercurio es mayor en varones que en hembras y hasta donde he estudiado todos los trastornos metabólicos que presentan los autistas pueden ser debidos al mercurio. Incluso el sobrececimiento de cándida en los intestinos está relacionado con la contaminación mercurial. Son demasiadas coincidencias.
        Se hizo un experimento con ratones y mercurio y se encontró que al estar expuestos a concentraciones equivalentes a las de nuestros niños cuando los vacunan, los ratones se vuelven autistas. Ya sé que los ratones no son personas pero los que se escogen para estos experimentos tienen metabolismos muy parecidos a los nuestros.Estos resultados hablan por sí solos.
        El error de algunos investigadores ha estado en tratar de encontrar una correlación directa, es decir, que a mayor mercurio mayor probabilidad de autismo. Estaban acostumbrados a que cuando una persona se contaminaba con mercurio sus valores en muestras orgánicas aumentaban también. Los análisis de orina, heces, sangre, pelo, uñas no pueden reflejar el contenido de mercurio que tienen en total en su cuerpo los autistas porque ellos, a diferencia de los demás no lo pueden excretar, por eso les hace tanto daño. Esto es algo que sólo recientemente se ha descubierto y es el motivo por el cual tantas investigaciones fueron mal diseñadas y no encontraron correlaciones. Otros metales pesados y toxinas ambientales también tienen responsabilidad en la etiología del autismo ya que se trata de la capacidad de desintoxicación del organismo, pero para mí el factor ambiental más importante es el mercurio porque los niños están expuestos a valores demasiado altos para ellos. Hasta donde he podido estudiar, el autismo estaría condicionado por la carga tóxica del ambiente (en la cual el mercurio juega un papel importante) unido a una debilidad genética (la incapacidad de desintoxicarse a tiempo para que no dañe el cerebro). Si bien es cierto que la genética es importante, en este caso los factores epigenéticos (ambientales) son los que determinan el curso del trastorno.
        Saludos cordiales

  • Eugenia, es curioso porque algunos grupos antivacunación que defienden su postura relacionando el mercurio con el autismo, hablan precisamente de altos niveles de este metal pesado en los análisis del cabello de los niños afectados. Seguro que como dices su error es que las investigaciones que refieres son más recientes.
    En cualquier caso, el mercurio es un metal tóxico para todos, seguramente como señalas más para unos que para otros y debe evitarse la exposición.
    Aunque no hables de ello para mí es importante recordar que no hay ninguna relación entre vacunas y autismo, pese a que puedan contener tiomersal. La OMS lo deja claro: http://www.who.int/vaccine_safety/topics/thiomersal/questions/es/
    Gracias por tu interesante aportación. Un saludo

  • Eugenia

    Para mí las vacunas son un mal necesario. Esperemos que continúen eliminandoles el mercurio a todas.
    Debo aclarar que el mercurio en el cabello de los autistas puede aumentar su cantidad cuando se sigue la dieta adecuada y se está en tratamiento de desintoxicación. De la misma forma que aumenta el contenido en orina cuando se someten a tratamientos de quelación. Es una variable que no había sido tomada en cuenta y que puede haber sido el factor que complicara los resultados. Los análisis de minerales en el cabello (que son costosos) por lo general los realizan los padres de niños que los tienen ya en tratamiento y que siguen la dieta recomendada.
    La más reciente posición sobre el autismo sostiene que una elevada carga tóxica ambiental (dentro de la cual el mercurio tiene un papel importante) unida a una predisposición genética (relacionada con la dificultad para la desintoxicación) son los factores “gatillo” para desencadenar el trastorno.
    Si les interesan estos temas les invito a visitar mi blog sobre temas de salud natural:
    http://www.naturopatiaysalud.blogspot.com/
    Saludos cordiales

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 octubre 2009
  2. El mercurio tampoco es malo en la vacuna de la gripe A 11 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *