2 marzo 2017 Noticias, Padres y madres

el sueño y los hijos

Con la llegada de un niño a casa son muchas las cosas que van a cambiar en nuestra rutina. Nosotros dejamos de ser el centro de nuestra vida para tener que entregarnos a ese nuevo ser que, al menos durante los primeros años, nos va a necesitar en todo momento. De sus cuidados y educación somos responsables, algo que nos traerá más de un desvelo.

Y precisamente desvelarse es una de las constantes, ya que una de las necesidades biológicas que se trastocará de manera esencial será el sueño. Según una encuesta realizada en Estados Unidos, las mujeres son las más sufren la privacidad del sueño cuando se tienen niños en casa, a diferencia de los hombres que apenas se ven afectados.

Las mujeres se ven más afectadas por el sueño que los hombres

No descansar lo suficiente lleva a sentirnos agotados durante todo el día, no rendir lo suficiente en nuestras tareas o ver como nuestro carácter se ve trastocado, pudiendo llegar también a presentar problemas en la alimentación y, por lo tanto, en la salud en general.

Las horas de sueño mínimas, según los expertos, deben ser entre siete y nueve. Por debajo de los siete ya se consideran insuficientes por lo que acarrearían serios problemas para el descanso. Sin embargo, según esta encuesta realizada por la Universidad de Georgia, en Estados Unidos, la mitad de las mujeres con hijos no dormían las suficientes horas, en comparación con aquellas que no tenían niños en casa.

mujer agotada

Mujeres cansadas 14 días al mes

Para hacer la valoración del descanso en la familia, los investigadores tomaron como muestra a 5.805 personas que fueron entrevistadas por vía telefónica sobre sus hábitos de sueño. A los participantes se les preguntó cuántas horas dormían y si se sentían cansados a lo largo del día y durante cuánto tiempo. Después estos datos se cotejaron con su edad, raza, sexo, educación, hijos en casa y empleo, también con otros factores que pudieran alterar sus horas de descanso como los ronquidos o problemas de insomnio, por ejemplo.

Tras examinar detenidamente todos los datos, comprobaron que tener niños en casa aumentaba en un 50 por ciento el riesgo de no dormir lo suficiente, frente a aquellas que no tenían hijos. También se comprobó que la consecuencia de ello era que se sentían mucho más cansadas durante el día. Según los datos, las mujeres más jóvenes manifestaron sentirse cansadas 14 días al mes.

Sin embargo, en el caso de los hombres no existían una especial diferencia entre aquellos que tenían niños en casa o los que no.

Vía | Heraldo
Fotos | Zona libre y Mujer glam

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *