10 enero 2014 Entretenimiento, Opinión

Bebé jugando con Smartphone

Los tiempos cambian a pasos agigantados aunque, a decir verdad, no sabemos si avanzamos o estamos entrando en un túnel de difícil regreso. Los avances tecnológicos nos han traído un sinfín de ventajas que no podemos obviar, gracias a Internet estamos conectados con todo el mundo, podemos acceder rápidamente a todo tipo de contenidos y estar informados y entretenidos sin tener que mover más que el ratón del ordenador. Pero de ahí a dejar que todo nuestro mundo gire en torno a la tecnología, va un paso demasiado grande.

Hace solo unas semanas que salió a la luz un informe realizado por la organización Common Sense Media en el que nos decían que un 38 por ciento de los bebés menores de 2 años utilizan la tablet, el smartphone o cualquier otro aparato móvil para jugar o ver videos. A mi entender, un porcentaje demasiado alto de niños que ya, apenas llegan al mundo, se les crea un hábito, no demasiado sano. Y es que limitar el juego y el tiempo de ocio de los pequeños a una pantalla es cerrarles ante un mundo lleno de posibilidades e imaginación.

Este porcentaje ha ido creciendo de forma exagerada en los últimos años, según las estadísticas, en 2011 sólo un 10 por ciento de los bebés habían tenido contacto con este tipo de dispositivos móviles para su entretenimiento. En cambio el porcentaje de niños cuyo entretenimiento se basaba en otros aparatos seguía estando estable. La televisión, por ejemplo, está en un 66 por ciento de peques que la utilizan, en cambio el uso del DVD ha bajado del 52 por ciento al 46.

Leerles cuentos, salir al campo, cantar canciones o jugar con los juguetes tradicionales: puzzles, muñecos, balones… hace que los niños desarrollen su imaginación, su autonomía y, al mismo tiempo, compartan el ocio con otras personas. Hacer vida social también forma parte del desarrollo humano.

Vía | Trecebits
Foto | La Vanguardia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *