19 junio 2014 Embarazo, Otros

el embarazo y el sexo

Salvo que el ginecólogo nos recomiende, por cualquier problema físico, enfermedad o prevención, no mantener relaciones sexuales a lo largo del embarazo, la práctica sexual durante este periodo no sólo es segura si no, también, muy recomendable. Una serie de factores se unen para hacernos sentir mucho más predispuestos, entregándonos de un modo especial y haciendo que resulte una de las etapas donde la sexualidad toma una dimensión distinta y especialmente satisfactoria.

Uno de esos factores son los cambios físicos y hormonales que sufre nuestro cuerpo. Especialmente a partir del primer trimestre, cuando los mareos, angustias y sorprendentes cambios han pasado, nuestro cuerpo se relaja para ir haciendo hueco a nuestro bebé. Nuestros pechos se vuelven más sensibles y hay más fluido sanguíneo en la zona genital, lo que hace que aumente el deseo y la satisfacción sea más rápida.

Nuestro cambio de volumen también nos obliga a buscar nuevas posturas, por lo que los juegos eróticos y la imaginación se vuelven imprescindibles. Esto también ayuda a ir renovando nuestro deseo, haciendo que variemos el repertorio y desechemos la rutina.

A lo largo de toda la gestación nuestra pareja suele estar más atenta y cariñosa, algo que, especialmente las mujeres, solemos agradecer de sobremanera. Se acabó aquello de “aquí te pillo, aquí te mato”. La entrega es mucho más relajada, más tranquila, y las caricias se hacen más evidentes. Es como si esos preliminares, que tanto nos gustan al género femenino, tomaran mayor fuerza.

Y por último se elimina la preocupación del embarazo no deseado. Muchas mujeres, aunque utilicen métodos anticonceptivos, están preocupadas por si llegara a cuajar un embarazo que no desean. En este periodo estamos tan libres de ella que nos ayudará a disfrutar mucho más del momento.

Vía | Smoda
Foto | Hogar útil

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 junio 2014
  2. Disfruta de San Valentín estando embarazada 12 febrero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *