23 noviembre 2017 Embarazo, Salud

diabetes gestacional y sueño

Poder conciliar el sueño para las embarazadas, es, a menudo, una misión imposible. La revolución de las hormonas, la dificultad para encontrar la postura correcta o las preocupaciones sobre la salud de nuestro bebé, son esos pequeños ingredientes que pueden impedirnos descansar correctamente. Sin embargo, ¿sabías que dormir poco durante el embarazo aumenta el riesgo de padecer diabetes gestacional?

Un estudio publicado en la revista científica “Sleep Medicine Reviews” ha comprobado que dormir menos de 6 horas, a lo largo de la gestación, y asociado a otros factores, aumenta el riesgo de padecer diabetes.

Durante 20 años ha descendido el tiempo de descanso

Diversos estudios, en torno al sueño y el descanso, han comprobado como los hábitos a la hora de dormir han ido variando a lo largo de los últimos tiempos, especialmente en el tiempo que dedicamos al descanso. Según las cifras, en los últimos 20 años, el tiempo que se duerme ha descendido en una cuarta parte en las mujeres. Tiempo que resulta insuficiente para que nuestro cuerpo reponga energía, y mucho más si hablamos de gestantes.

Para poder comprobar las consecuencias que provocaba esta falta de descanso, los investigadores tomaron como muestra distintos informes en los que se incluían los hábitos de más de 17 mil mujeres embarazadas, tomándose en cuenta datos como la edad, el índice de masa corporal y el origen étnico. La conclusión fue que dormir poco hace que los niveles de azúcar en sangre sean más elevados. De hecho, dormir menos de 6 horas y media aumentaba el riesgo de padecer diabetes gestacional en tres veces más.

diabetes gestacional

La unión de la falta de descanso y los cambios hormonales

La diabetes gestacional suele llevar asociados importantes problemas de salud, tanto para la madre como para el bebé. Desde que se adelante el parto hasta que el bebé desarrolle un peso anormal o problemas respiratorios, son sólo una pequeña muestra de lo que esta anomalía puede provocar. Además también aumenta el riesgo de que la madre sufra, de por vida, diabetes tipo 2 tras el parto.

Aunque los científicos no quieren hacer una relación exclusiva de la falta de sueño con la diabetes gestacional, sí creen que se trata de una asociación entre la escasez de descanso y los cambios hormonales. Ésto hace que nuestro cuerpo provoque una resistencia a la insulina, haciendo que la glucosa en sangre se dispare.

Vía | Webconsultas
Fotos | Los Andes y Diabetes dietas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *