17 diciembre 2009 Embarazo, Noticias, Opinión

embarazadas riesgos laborales

Es sabido que tanto las mujeres embarazadas como aquellas que se encuentran en periodo de lactancia, son altamente sensibles a la exposición a riesgos laborales, no solo del tipo físico, sino también del ambiente y las condiciones en las cuales desarrollan su trabajo diario.

Una investigación del Centro Superior de Salud Pública de Valencia, sostiene que existen diferentes condiciones dentro del área de trabajo de las mujeres en gestación, que podrían representar consecuencias negativas para el desarrollo de sus bebés. Dicha investigación ha sido consignada en la revista “Gaceta Sanitaria”.

El perfil definido como “más afectado”, corresponde a las mujeres que se ven más necesitadas en el espacio laboral; de corta edad, bajo nivel educativo, la mayoría de ellas, de nacionalidades diferentes a la española, con contratos laborales cortos o trabajos independientes. Esta es la población que más frecuentemente declara encontrarse expuesta a riesgos en su trabajo.

Más de la mitad de estas mujeres, y a pesar de encontrarse en embarazo, trabaja de pie o debe levantar paquetes y cargas pesadas como parte de su trabajo diario; el 63% declara estar expuesta a estrés laboral o a riesgos físicos, como ruidos, altas temperaturas o condiciones de humedad, vibraciones, campos electromagnéticos y radiaciones.

Alrededor de una cuarta parte del total, se encuentra en contacto con agentes químicos, sobre todo productos de limpieza, o agentes biológicos, cuando el trabajo consiste en el cuidado de personas. En el país no se dispone de datos concretos sobre la situación de la población en general, puesto que la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, no incluye información específica sobre situación de embarazo de las mujeres.

La ley 31 del 1995 y la ley Orgánica del 2007, expresan la protección que debe procurarse en el espacio laboral a mujeres embarazadas o en etapa de lactancia, pero en muchos casos no resultan correctamente implementadas; investigaciones de este tipo se realizan con el fin de planificar mecanismos preventivos que protejan realmente la salud de las mujeres gestantes y sus pequeños.

Vía | El Mundo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *