24 enero 2012 Salud

controlar la alimentacion

Los bebés más grandes tienen más riesgo de tener asma. Aquellos que crecen más rápido durante los tres primeros meses de vida cuentan con más posibilidades sufrir este problema, se supo gracias a una investigación realizada en Holanda.

Existe un importante vínculo entre el aumento de peso acelerado y la posibilidad de tener esta enfermedad. Para el estudio (realizado en el Centro Medico Erasmus) se analizaron a 5125 niños.

A pesar de la gran cantidad de investigaciones no se sabe con exactitud cual es la causa del asma, a pesar de que muchos aseguran que existe un vínculo entre la forma en que el feto crece dentro del vínculo materno y la forma en que va creciendo.

Se tuvo que realizar un seguimiento en los pequeños durante los intervalos anuales consultando a los padres acerca de si existieron o no problemas respiratorios, esto puede ser una forma de saber si el niño desarrollará más tarde un asma.

Se concluyó que los bebés que crecieron rápidamente tuvieron un 44 por ciento más de posibilidades de tener un silbido al respirar, el 22 por ciento sufrieron falta de aire y el 30 por ciento tuvieron mayor cantidad de flemas persistentes.

Según los profesionales: “Aunque los mecanismos subyacentes todavía no son claros, el aumento acelerado de peso en los primeros meses podrían afectar adversamente el desarrollo pulmonar“.

Agregando: “Sabemos que el bajo peso al nacer está asociado con un incremento en el riesgo de presentar síntomas de asma, pero los efectos de los patrones específicos del crecimiento del feto y el infante aún no han sido examinados“.

Este estudio es muy importante para que los padres sigan las recomendaciones actuales de los médicos con respecto a la alimentación de los niños durante los primeros meses de visa. “Pensamos que los primeros meses no parecen influir en el riesgo de desarrollar asma más tarde en la vida, pero hay muchos otros factores potenciales que deben ser tomados en consideración”.

Vía | BBC
Foto | Flickr – Avodrocc

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 enero 2012
  2. Síndrome de Pierre Robin 9 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *