20 junio 2016 Embarazo, Noticias

marihuana y tabaco embarazo

A estas alturas decir que ciertos hábitos como fumar, ya sea tabaco o cualquier otro tipo de sustancia, es nocivo para la salud está de más. De todos es conocido las graves consecuencias que tiene para nuestra salud ser consumidor habitual de ello, pero si encima estamos esperando un bebé, entonces las consecuencias las pagará, también, ese ser que viene en camino, dejando una huella permanente en su desarrollo para el resto de su vida.

Por eso son numerosos los estudios científicos que se realizan en torno a este hábito durante el embarazo, y las consecuencias que se producen. Partos prematuros, problemas en su desarrollo fetal o, incluso, en su carácter posterior, son algunas de esas secuelas que se producen en nuestro bebé, a los que se suma ahora un nuevo descubrimiento: bebés con la cabeza más pequeña.

Esta investigación se ha llevado a cabo en el Baylor College of Medicine de Houston, en Estados Unidos. En ella se han tomado como muestra a 12.069 mujeres que dieron a luz entre los años 2011 y 2015, a todas se les preguntó su relación con el tabaco, la marihuana o cualquier otro producto que contenga nicotina. Estos datos fueron comparados con su propia salud y la de su bebé.

De todas ellas, 106 confesaron haber fumado marihuana durante el embarazo, de éstas, 48 la combinaban, también, con cigarrillos. Mientras que 242 afirmaron haber fumado tabaco solamente. El resultado fue especialmente claro: las que habían consumido ambas sustancias tenían más posibilidades de padecer diabetes, hipertensión o parto prematuro, entre otras. Pero lo curioso, y novedoso, es que se comprobó que tenían un riesgo tres veces mayor de que su bebé naciera con la cabeza más pequeña de lo normal.

Vía | Infosalus
Foto | Circo viral

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *