11 febrero 2011 Noticias, Recién Nacido

María, auténtica lucha por la supervivencia

Nació con tan sólo 272 gramos y apenas cabía en una mano con sus 22 centímetros. Aunque resultó complicada su recuperación, lo cierto es que María puso todo su empeño en salir adelante y, arropada por su padres y por la constante dedicación de un equipo médico solvente y constante, hoy, por fin, se encuentra en casa intentando ponerse al día de todo lo nuevo que surge a su alrededor.

Y es que la pequeña tuvo demasiada prisa en nacer ya que lo hizo en la semana 24 de gestación. Imaginamos que las probabilidades de supervivencia no fueron muy alentadoras, no en vano cualquier prematuro, incluso aquellos que nacen a pocas semanas de cumplirse el ciclo total del embarazo, necesitan de cuidados especiales debido a la inmadurez de su anatomía. Pero, para superar los imposibles, se inventaron los milagros.

Nació en el Dortmund Hospital Special Care Baby , en Alemania. Allí ha permanecido ingresada durante estos cinco meses en los que, principalmente, se le ha ido alimentando a fin de que ganara peso. El equipo médico recuerda, con gran alegría, como para alimentar por primera vez a la diminuta María le ofrecieron un mililitro de leche materna, tardando diez minutos en asimilarla.

A su vuelta a casa, la pequeña ya pesa 2 kilos con 490 gramos; un peso algo inferior a cualquier recién nacido que haya cumplido todo el embarazo, pero con el que los médicos aseguran que ya puede iniciar una vida normal, rodeada de su familia.

Según ha explicado el jefe médico de pediatría del hospital alemán, durante estos cinco meses la niña ha estado totalmente monitorizada y siendo alimentada mediante sondas, situación que se mantiene, de momento, hasta que alcance un peso más adecuado. Seguro que estando en su hogar y junto a las buenas vibraciones de sus padres, María emprende un ascenso importante hasta igualarse en desarrollo al resto de bebés.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *