9 enero 2011 Consejos, Salud

chamomilla

La manzanilla es un medicamento homeopático que puede ser empleado tanto por adultos como por niños y bebés. Nos ayuda cuando tenemos dolores punzantes, desgarrantes, dolores óseos y paralizantes. Estos dolores suelen aliviarse ante la presencia de calor, sobre todo en estados reumáticos.

La manzanilla se caracteriza por actuar en el tubo digestivo y está recomendada durante la dentición de los niños. Además ayudan a los pequeños que tienen trastornos en el sueño, diarrea, vómitos. Es aconsejable darla en niños que se notan fastidiosos y caprichosos, que están consientes de lo que sienten pero no lo pueden evitar, además tienen gran sensibilidad a los fuertes sonidos, necesidad de apretar los pulgares, doblar el cuerpo hacia atrás y tensión en todos los músculos.

La manzanilla es aconsejada para: estado de ánimo muy molesto, cambios de ánimo abruptos, fácilmente alterables ante dolores pequeños, fiebre alta que provoca mucha sed, mejillas coloradas y calientes, diarrea durante la dentición, tos seca, cosquilleo en su garganta.

Este tipo de medicamento homeopático es bueno para tratar trastornos de sueños infantiles, donde uno puede observar a los pequeños con ganas de dormirse cuando están comiendo pero que de noche no logran conciliar el sueño. Están todo el día con fuertes ganas de dormir pero no lo consiguen fácilmente y al hacerlo tienen sueños agitados, suelen tener pesadillas y en ocasiones los ojos quedan entre abiertos hablando dormido.

Es empleada también en casos de otitis interna y media, donde siente ruido de agua y dolores fuertes, persistentes y punzantes.

Si tiene un hijo con reiterados cuadros de asma también puedes apoyarte en la manzanilla para que el cuadro mejore.

Pero como siempre te decimos, si bien la manzanilla, como todos los demás remedios homeopáticos son buenos, pero siempre debes consultar con un médico pediatra acerca de su toma, ya que si bien es cierto que no provocan efectos secundarios, a lo mejor tu hijo tiene un problema en su salud que debe ser tratado por la medicina tradicional y encontrar en la homeopatía un apoyo paralelo.

Vía | Saber Vivir
Foto | Flickr – Blumenbiene

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *