13 octubre 2010 Entretenimiento, Recién Nacido

Manualidades: Zapatos de foam para el bebé
Cuando se acerca el momento del parto, la mayoría de las mujeres pasamos por esa fase que llaman de hacer o preparar el nido. Es entonces cuando muchas mujeres sienten la necesidad de elaborar pequeños tesoros para sus futuros bebés. Hay quien prefiere dedicarse a objetos para decorar la habitación, otras se entregan de lleno a la calceta y hay quien se busca alguna manualidad divertida e interesante que después pueda utilizar el pequeño.

Para estas últimas queremos compartir algunas ideas para hacer zapatitos blanditos y divertidos que podrá llevar el bebé sin que le resulten incómodos como ocurre con la mayoría de los fabricados para ellos. Se trata de unos zapatos de forma, un material que resulta fácil de manejar y sencillo y dócil de utilizar. También los puedes usar de decoración o para hacer algún regalo original. Lo hemos encontrado en la Red, y te contamos cómo hacerlos.

Lo primero que vas a necesitar es un buen trozo de foam o goma EVA del color que hayas elegido para hacerle el calzado al niño. Además de las tijeras, una esponja vieja o que ya no necesites, pintura al frío y rotuladores finos. Una vez que tengas todo esto ya puedes meterte en harina.

Lo más importante es que hagas los patrones primero en un papel para luego poder hacerlos en el forma. Vas a necesitar una suela que puedes siluetear de otros zapatitos. Después necesitas otro patrón para la parte del zapato en sí. Lo más sencillo es que cojas la propia suela y levantándola puedes hacer la forma de la parte de abajo. Para la de arriba basta con que dejes un par de centímetro s de ancho.

Para la zona de la puntera deja una pequeña lengüeta que puedes utilizar para decorar con algún muñequito. Una vez que tienes las partes hay que pegarlas con cuidado. Para que no se noten las uniones y reforzar el zapato corta una tira estrecha de forma blanco y pégala alrededor de la unión entre la suela y el resto.

La decoración más sencilla es la de topos de colores que puedes aplicar con un pincel o bien pequeños dibujos tipo estrellas o flores que puedes siluetear en una esponja y aplicar sobre el foam. Con los rotuladores puedes también simular pespuntes. Con foam de otros colores puedes simular botones en trabillas y adornos más complicados. También puedes hacer agujeritos e incorporarle pequeños cordones. Es cuestión de imaginación.

Fuente | Bebés, prepara su llegada

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *