17 noviembre 2012 Entretenimiento, Ocio

Una manualidad muy emotiva que quedará como un bonito recuerdo

Los niños son los que más ilusión ponen a la hora de celebrar la Navidad, esperan con emoción la visita de los Reyes o Papa Noel y disfrutan reuniéndose y jugando con sus primos y abuelos. Hoy quiero proponeros una manualidad para que estas bellas imágenes queden grabadas de una manera especial en nuestro recuerdo. Vamos a realizar una manta (falda) para decorar los pies del árbol de Navidad de manera muy especial.

Como podéis ver en la foto, consiste principalmente en dejar la huella de las manos de los pequeños grabadas en la tela año tras año. Es una buena idea para que los más pequeños puedan colaborar en la decoración de la casa ya que cuando son bebés pocas cosas más pueden hacer. Para realizarla necesitaremos: pegamento, tela de terciopelo, una cinta dorada, cartulina blanca, rotuladores dorados, pintura dorada o con purpurina y tijeras.

El primer paso es darle a la tela la forma circular para ello recortaremos las esquinas. Seguidamente colocaremos el pegamento en los bordes para ir pegando la cinta decorativa. En las mercerías encontrarás de muchos tipos por lo que puedes elegir la que más os guste. Los niños más mayores pueden ir preparando las bolas de navidad donde irá la fecha del año correspondiente. Pueden utilizar una plantilla sacada de internet y después de recortarla escribir las cifras del año. Si tenemos un poco de cordel dorado sería genial para darle mayor realismo. Tendrán que hacer un agujero en la cartulina para pasarlo por él. Una vez estén hechas las bolas sólo tienen que pegarla sobre la manta con un poco de pegamento.

Por último, el toque más especial, las huellas de los peques. Podría utilizarse pintura para dedos dorada pero es menos resistente e igual acabaría desapareciendo. Por eso, podríamos utilizar témperas o pintura para ropa. En este caso es mejor que los peques se pongan un guante fino para proteger sus manos y poder dejar la estampa. Junto a cada mano pondremos con el rotulador dorado el nombre del pequeño y así sucesivamente todos los años. Aunque hemos utilizado los colores estrella de la Navidad, el rojo y el dorado, podéis utilizar el que consideréis más apropiado para la decoración de vuestra casa.

Vía | Spoonful

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *