5 agosto 2012 Entretenimiento, Ocio

Con dos cucharas y un poco de celo decorado tendremos a los peques bailando salsa

Seguimos en busca de actividades que puedan entretener a los peques de la casa en estos calurosos días de verano. Hoy quiero trasladaros una idea que nos valdrá para fiestas infantiles, cumpleaños, o simplemente para que los niños pasen un buen rato. Es una manualidad muy sencilla aunque los niños más pequeños necesitarán un poco de ayuda de los papás.

Para esta manualidad necesitaremos materiales que muy posiblemente tengamos en casa: rotuladores, celo blanco, cucharillas de plástico y huevos de plástico. La idea la he tomado de un blog extranjero, lugar de tradición del huevo de pascua por lo que es muy fácil encontrar huevos de plástico para decorar. Aquí puede que nos resulte más difícil encontrarlos así que he pensado que podríamos sustituirlos por los huevos que salen en los “kinder”, los que contienen las sorpresas.

Yo misma siempre encuentro estos huevos por lugares de la casa olvidados después de cansarse del juguete, este sería un buen momento de ir guardándolos para poder reciclarlos con esta manualidad. Una vez tengamos los materiales necesarios el primer paso es introducir en los huevos algo que haga ruido, lentejas o arroz puede ir estupendamente.

El siguiente paso es atrapar el huevo con dos cucharas y unirlo para que no se mueva con el celo blanco. Por último el niño solo tendrá que decorar el celo con los rotuladores para conseguir unas coloridas maracas y ser el rey de la fiesta. Si se trata de una fiesta infantil podremos preparar tantas maracas como niños invitados.

Vía | Dana Made It

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 agosto 2012
  2. “Abierto para jugar”, divertimento de los peques en Alcalá 18 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *