17 octubre 2012 Entretenimiento

Decora la mesa de la fiesta infantil con portavelas hechos de mandarina

En Halloween una de las actividades más típicas es la decoración de las calabazas dándoles un aspecto entre tétrico, terrorífico y divertido. Tradicionalmente estas calabazas se utilizan como farolillos con los que alumbrar las entradas de las casas o para decorar. Poco a poco hemos ido incorporando otros productos para realizar las calabazas como pueden ser las sandías. Hoy quiero presentaros una manualidad dedicada a los más pequeños de la casa: Minicalabazas de mandarina.

Con estas minicalabazas los pequeños podrán portar su propio farol de Halloween con facilidad o también pueden servirnos para decorar las mesas infantiles. Por supuesto habrá que tener mucho cuidado con el fuego de las velas y siempre mantener vigilados a los niños si están cerca de ellas.

Necesitaremos mandarinas o naranjas, un cuchillo, un rotulador y velas pequeñas. Lo primero que tendremos que hacer es abrir la mandarina por la parte de arriba, este hueco nos servirá para vaciarla y para introducir la vela porsteriormente. Con la ayuda de una cuchara o del cuchillo vaciamos la fruta muy despacio para no romper la piel. Mientras los peques pueden ir comiéndose la mandarina, fuente de vitamina C.

Una vez vacía, dibujamos con un rotulador la cara de la minicalabaza y con el cuchillo seguimos las líneas y abrimos los agujeros. Sólo nos queda introducir la vela para conseguir una calabaza muy valenciana. Si va a servir para que el niño la lleve cuando vaya por la noche a pedir caramelos podemos hacer dos agujeritos en la parte superior de la piel y pasar un cordel a modo de asa para transportarla.

Vía | Las manualidades

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *