7 octubre 2014 Entretenimiento

Huellas pie fantasmas

Ya estamos en pleno mes de octubre y, como cada año, resulta ser la época ideal para pasar un poco de miedo, eso sí, siempre disfrutando, porque no tenemos ningún deseo en pasarlo mal, y mucho menos que sean nuestros niños los que sufran. El miedo es un sentimiento que se vuelve especialmente divertido llegadas estas fechas, sobre todo porque preparamos una de las fiestas más simpáticas del año: Halloween.

Todo lo que gira en torno a esta celebración, que nos ha llegado hace poco desde tierras lejanas, es motivo de alegría y diversión, especialmente para los más pequeños, que disfrutan con asombro de unas emociones que, contradictoriamente, deberían ser de lo más terroríficas. Menos mal que siempre podemos sacarle un pellizco de humor a nuestros sentimientos menos agradables.

Celebra Halloween lleva consigo un montón de actividades y elementos extraordinarios que encantan a los más pequeños. Los simpáticos disfraces, decoración fascinante y también un divertido, y siempre espeluznante, menú especial. Por eso puede ser una ocasión perfecta para compartir con ellos unos ratos de ocio, al mismo tiempo que nos sumergimos en los preparatorios.

Hoy os traemos una divertida manualidad que es de lo más sencilla y que a los peques les va a encantar. Se trata de realizar unos divertidos fantasmas con las huellas de sus pies. Para ello sólo tendrás que hacerte con pintura de manos o esa que es especial para poderla utilizar los niños y que salta con facilidad. Ahora sólo queda pintarle la huella del pie con la pintura blanca y estamparla en una cartulina oscura. Una vez seca, sólo nos queda dibujarle los ojos y la boca. ¿Verdad que queda genial?

Vía | Be different act normal

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *