28 agosto 2015 Entretenimiento

gatos rollo papel

Podemos mantener a los niños entretenidos en casa de muchas maneras: contarles cuentos, enseñarles canciones o dejarles ver un ratito la televisión, pero quizás la que tarea que más beneficios les aporta y que más les suele gustar es la de realizar manualidades. Gracias a su destreza e imaginación, son capaces de crear bonitas obras de arte a través de sencillos y cotidianos materiales, de los mismos que encontramos por casa y a los que les buscamos una nueva utilidad.

Las manualidades son muy útiles, porque además de conseguir que sus dedos se vuelvan más hábiles o su mente aprenda a concentrarse, además de explorar en su imaginación, también para enseñarles lo importante que es el reciclaje, y como de algo que parece inservible podemos sacarle una nueva utilidad. Y si no fíjate en la manualidad que hoy te proponemos, unos preciosos gatitos realizados con los rollos vacíos del papel higiénico.

Los materiales que vamos a necesitar: rollo de cartón (perfecto el del papel higiénico) y pinturas.

Lo primero es coger el rollo de cartón vacío. Si utilizamos el del papel higiénico o el del papel de cocina, el color es marrón. Podemos hacer dos cosas: bien hacer nuestro gatito de este color o pintarlo de blanco para que destaquen más sus rasgos. Pero también podemos buscar un cartón de color blanco y formar nosotros mismos el cilindro.

En cualquiera de los casos ya tenemos nuestro tubo, ahora le haremos unimos las dos partes de una de las bocas del rollo para formar las orejas. Y por último, le pintamos nuestra cara al gato. Triste, sonriendo, con gafas, corbata, bañador… Todo un mundo de diversión para que los más pequeños saquen su lado creativo.

Vía | Mollymoocrafts

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *