12 abril 2009 Consejos, Entretenimiento

Gusano rojo

Ya sabéis que hay muchas veces que los niños se cansan muy rápido de sus muñecos y no es posible estar comprando nuevos todos los días. Una manera divertida de renovarlos es hacerlos vosotros mismos. De este modo, además de pasar un buen rato haciendo cosas con tu pequeño, el resultado será un juguete nuevo.

Vamos a hacer un gusanito de seda. Es muy sencillo de hacer y sólo necesitamos una media de un color llamativo, un hilo largo de lana (a ser posible del mismo color que la media), un trozo de fieltro negro y otro blanco, un poquito de algodón y mucho entusiasmo.

Lo primero que hay que hacer es coger la media y decidir el trozo que vamos a usar para hacer nuestra mascota. Le hacemos un nudo en un extremo y empezamos a rellenarla de algodón. Cuando ya la tengamos completa iremos haciendo diferentes nudos con la lana de manera que vayan quedando unas bolitas que después serán el cuerpo de nuestro muñeco.

Podemos hacer unas cinco bolitas del mismo grosor y una última bastante más pequeñita que hará las veces de la nariz.

Seguidamente debemos cortar unos circulitos del trozo de fieltro negro, por ejemplo otros cinco. Y los pegaremos por el cuerpo del gusanito de manera que queden en una disposición desigual. Con otros dos circulitos más pequeños de fieltro blanco, y más pequeños aún del negro podemos pegarle los ojos.

Para terminar tenemos que hacerle las antenas. Para ello cogemos una laminita de fieltro negro y la rodeamos con una hebra de lana que nos haya sobrado. A continuación se la cosemos a la cabeza de nuestro muñeco con una aguja de lana. Ya lo tenemos listo.

Ya sabes que en función del color de la media que utilices puedes determinar la mascota que vas a realizar: un ciempiés, una oruga, una lombriz…

Vía | Con mis hijos

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Manualidades: Un gusano de colores 26 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *