31 julio 2012 Noticias, Recién Nacido, Salud

Según un estudio el trabajo podría compararse con fumar

Al final va a tener razón esa frase tan conocida que solemos decir en broma :”trabajar no es bueno para la salud”. Por lo menos eso es lo que revela un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Essex en Reino Unido. Los datos obtenidos han sido publicados en la revista “Journal of Labour Economics”.

Según este estudio, las mujeres que continúan trabajando a partir del octavo mes de embarazo tienen bebés de menor peso. En concreto los bebés pesaban 230 gramos menos de media en relación con los otros. Hay que recordar que otros estudios han demostrado que un bajo peso al nacer está relacionado con mayores tasas de fracaso escolar e incluso con la diabetes.

Marco Francesconi, cabeza del equipo que ha realizado el estudio, obtuvo los resultados de tres grandes grupos de gestantes. Así pues pudo observar que el trabajo en los últimos meses no afectaba a las mujeres menores de 24 años pero sí a las mayores de esa edad. También se pudo observar que también afectaba más a las mujeres de menor nivel educativo, deduciendo así que suelen dedicarse a trabajos que implican mayor esfuerzo físico.

Esta reducción de peso es similar a la que se produce en bebés de madres fumadoras, por lo que Marco Francesconi ha señalado que habría que poner sobre la mesa la necesidad de poner facilidades para que las mujeres puedan coger las bajas maternales a partir del sexto o séptimo mes de embarazo.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Moister

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 agosto 2012
  2. El trabajo de papá y mamá podría tener relación con defectos congénitos según recientes estudios 8 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *