2 mayo 2011 Otros, Padres y madres, Salud

Maltrato por omisión
En la Universidad de La Laguna (ULL) se está estudiando la insensibilidad que muestran algunas madres ante las señales de su bebé. Se trata de un tipo de maltrato infantil que representa el 70 por ciento del total. Es, por tanto, más frecuente que los malos tratos físicos, los abusos sexuales o la corrupción de menores, que sin embargo reciben mucha más atención, probablemente porque los daños son más visibles.

Las madres negligentes no satisfacen las necesidades básicas de sus hijos, alimentación, salud y protección física, además de la estimulación y la interacción social que también pueden ser consideradas como tales. El maltrato por omisión más frecuente es el educativo cuando no se apoya ni se presta atención al aprendizaje escolar. Pero también tiene un lugar destacado la negligencia psicológica que supone una importante desatención en la estimulación del bebé y su interacción social.

El primer documento que se realiza sobre este tipo de maltrato se basa en los orfantatos de Rumanía tras la muerte del dictador Nicolai Ceaucescu. María José Rodrigo, catedrática de Psicología Evolutiva y de la Educación y participante en el proyecto Neurocog explica que, “Los niños de estos orfanatos vivían en condiciones precarias, abandonados, que afectaban su conducta mental. En algunos casos, sólo tenían un cuidador por cincuenta niños. Se producían casos de hacinamiento de niños en condiciones inadecuadas y eran ellos mismos los que autoestimulaban… Los resultados de esta investigación provocaron alarma social y política.”

La mayoría de los casos de maltrato por negligencia u omisión, según estos expertos se dan en caso de depresión post parto u otro tipo de depresiones que provocan la desatención del pequeño. También las malas condiciones de vida, especialmente en situaciones de inseguridad familiar económica, por violencia o drogadicción. Hay casos menos evidentes como bebés subalimentados o no alimentados de acuerdo a su edad y otros que carecen de un entorno higiénico adecuado. Las madres adolescentes también son un grupo de riesgo en este tipo de maltrato, cuando la mujer aún no ha madurado lo suficiente para comprender que tener un hijo es dejar de centrarse en una misma.

Neurocog es un proyecto de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI), en conjunto con el Centro de Neurociencias de Cuba.

Vía | La Tribuna de Canarias
Foto | Flickr-Marcstolz

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Maltrato por omisión: un modo de maltrato poco conocido | mimundobebe 18 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *