26 enero 2011 Consejos, Embarazo, Fertilidad

Malos hábitos para lograr un embarazo
La mayoría de las embarazadas está concienciada de la importancia que tienen sus hábitos de vida y alimentación para su bebé. A pesar de ello, la mita sigue sin tomar ácido fólico, el 14 por ciento consume alguna cantidad de alcohol y el 9 por ciento fuma. De lo que no hay conciencia es de la necesidad de cuidarse también antes de quedar embarazada, cuando se está intentando. Una dieta inadecuada o el consumo de sustancias nocivas pueden ser perjudiciales para el futuro bebé.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmaceúticos ha encuestado a 14.000 mujeres y con los datos ha elaborado el informe “Educación Nutricional en la etapa preconceptual, embarazo y lactancia”. Además los 3.000 farmaceúticos participantes, han ofrecido consejo sobre la importancia de la alimentación en la salud de los futuros hijos. La edad media de las embarazadas es 31.8 años, y un 64 por ciento de ellas no tiene hijos previos. La mitad tiene estudios universitarios y un 14 por ciento ha sufrido algún aborto con anterioridad.

Según la encuesta el 40 por ciento de las mujeres que intentan lograr el embarazo, consume alcohol. Esto, según Aquilino García, vocal del consejo de farmacéuticos, puede provocar una lesión fetal o un parto prematuro. Aconseja dejar el alcohol completamente, tres meses antes de quedar embarazada. El tabaco aumenta los riesgos de parto prematuro y bajo peso al nacer, y también tendría que evitarse antes y durante el embarazo.

Respecto a la alimentación, las madres futuribles no consumen las frutas y verduras recomendadas y, una de cada cuatro toma alguna pieza de bollería a la semana. García explica la importancia de una dieta adecuada, “Las consecuencias de la malnutrición de la madre en el niño son importantísimas: bajo peso al nacer, baja densidad ósea por carencia de calcio, anemia por falta de hierro o cretinismo por carencia de yodo; entre otros“.

Lo más aconsejable cuando se decide que ha llegado el momento de buscar un bebé, es realizar una consulta previa con el ginecólogo. Además de confirmarnos que todo está correcto, nos indicará la importancia de tomar ácido fólico y yodo al menos tres meses antes. Lo hemos repetido muchas veces y seguiremos haciéndolo, el ácido fólico previene las malformaciones del tubo neural, problemas tan graves como la anencefalia que es incompatible con la vida.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Ataradrac

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *