28 octubre 2009 Noticias, Nutrición, Salud

La malnutrición infantil, uno de los factores prevenibles que causa más muertes

Hoy, miércoles, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que la malnutrición infantil es uno de los factotes de riesgo que, aún siendo prevenible, ocasiona de forma directa o indirecta más muertes en todo el mundo.

Además de la malnutrición infantil, otros cuatro factores, también prevenibles, son los responsables de una cuarta parte de los 60 millones de fallecimientos que se registran cada año. Si estos factores se controlaran, la esperanza de vida podría aumentar en todo el mundo casi cinco años, dice esta organización internacional.

El consumo de alcohol, las prácticas sexuales de riesgo, la falta de higiene y la insalubridad de las aguas y la hipertensión arterial, completan ese círculo de factores que causan tanta mortandad en todo el mundo.

En el caso de la mala nutrición de los más pequeños, Colin Mathers, coordinador del programa de la OMS sobre mortalidad y carga de morbilidad, ha declarado que más de un tercio del total de muertes infantiles se pueden atribuir a unos pocos factores de riesgo nutricionales. Según Mathers, esos factores son: la mala alimentación, la lactancia materna inadecuada o la carencia de zinc.

Explica también el informe que una serie de carencias nutritivas fácilmente remediables, es decir la desnutrición, en los países de menores ingresos, son causa de la muerte de uno de cada 38 recién nacidos antes de cumplir los cinco años.

En el mismo renglón y en contraposición, el informe de esta organización internacional subraya que el sobrepeso y la obesidad provocan, incluso, más muertes que la mala nutrición o el bajo peso. Asimismo, desvela que el 25 por ciento de los fallecimientos infantiles se deben a los entornos insalubres y peligrosos.

Una situación de mortalidad infantil que prácticamente se mantiene año tras año, siendo aún más acuciante con los tiempos de crisis económica que estamos viviendo. Sin embargo, deberíamos preguntarnos qué podemos hacer para cambiar este panorama, dado que todos los factores analizados por la OMS son premisas prevenibles, quizá alguna con poco esfuerzo.

Página oficial | OMS
Foto | Dreamstime

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *