18 agosto 2009 Consejos, Embarazo

embarazada trabajo

Durante el embarazo, el cuerpo se resiente más ante la sobrecarga que implica permanecer largo tiempo sentada o de pie. Un alto en el camino durante el día laboral seguramente te ayudará a relajarte y continuar con más energías.

Mantener una buena forma física durante la gestación es esencial, no sólo porque está próximo el momento del parto, sino para evitar molestias y riesgos a lo largo del embarazo y para propiciar, también, una recuperación posparto. Pero no todas las mujeres disponen de tiempo suficiente para ir al curso de preparación para la maternidad o para ir a la pileta. Y con frecuencia llegan demasiado cansadas a casa para ponerse a hacer una serie de ejercicios.

La gimnasia que aquí se propone ayudar a desentumecer el cuerpo y aliviar la tensión que se acumula durante la jornada laboral. Lo ideal sería realizar varios descansos a lo largo del día frecuentemente.

Puedes hacer estos ejercicios para sentirte mejor:
Sentada en el borde de la silla, apoyada en la mesa, con un pie en el piso tomar el otro con la mano que queda libre e intentar acercar el talón hasta el glúteo (hay que notar que se estira la parte anterior del muslo). Mantener 10 segundos.

Agarrada a una silla firme, con un pie delante del otro ponerse de rodillas y volver a incorporarse, teniendo cuidado de que la espalda, tanto al bajar como al subir, permanezca recta y no se curve la zona lumbar. 10 veces con cada pierna.

Fuente | Saber Vivir

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *