21 mayo 2009 Embarazo, Parto

oxitocina
Hay prácticas que antes se utilizaban en los partos y que por considerarse innecesarias poco a poco se están dejando de usar. En este artículo te hablaremos de ellas.

La episiotomía
Consiste en una incisión quirúrgica en la zona del perineo femenino, que implica piel y plano muscular y mucosa vaginal. Se realiza habitualmente en el momento del parto. Algunas investigaciones señalan que ésta no previene desgarros, sino que, por el contrario, ella misma puede ser la responsable de lesiones en el perine. El concepto actual es darle un uso restringido, solo cuando se necesita. El uso sistemático de esta metodología a todas las primerizas no demostró ningún beneficio y, por el contrario, aumento el malestar.

La peridural
La anestesia peridural se coloca en la parte baja de la espalda y disminuye la sensibilidad de la mitad inferior del cuerpo, las piernas se vuelven pesadas y sólo pueden moverse con gran dificultad. Si la mujer opta por la peridural no tiene mucha libertad de elección porque en general tiene pleno dominio de su cuerpo, entonces puede estar semisentada pero no puede estar en cuchillas, ni sentarse en un banco de parto, ni parir en el piso, sino que tiene que aceptar ciertas indicaciones médicas con respecto a la posición.

Administración de oxitócica
La oxitocina es una sustancia que aumenta la intensidad y la frecuencia de las contracciones para acelerar el parto
. No siempre es recomendable y no hay problema en dejar evolucionar el parto espontáneamente, aunque implique más tiempo.

En estos puntos haremos un paréntesis y hablaremos de un tema muy común que se plantean las madres cuanto están por llegar al parto. El tema del dolor. Por ello debemos aclarar que cuando se respetan los tiempos del parto y no hay oxitocina artificial las contracciones pueden ser toleradas. No es que no duelan, duelen, pero dan un intervalo entre contracciones que permiten que la mujer se recupere y pueda salir adelante. Un trabajo previo de despojarse de los miedos, es fundamental para encarar el parto en plenitud.
Restricción de la ingesta de líquidos y alimentos
Contra lo que se decía en el pasado, la madre puede tomar líquido y algún alimento liviano como gelatina durante el parto.

La posición supina
Debe darse libertad a la madre que elija la posición que prefiera durante el momento del nacimiento.

Enema evacuante
Hoy en día no existe evidencia científica que justifique su uso. En el pasado se creía que hacerlo prevenía infecciones por el contacto del bebé con la materia fecal, pero este vínculo no está probado.

Rasurado perineal
Como el enema, se pensaba que el rasurado prevenía las infecciones, pero el especialista asegura que esta creencia no se asienta sobre bases científicas. La tendencia actual es que la madre tenga más libertad para elegir la intervención del médico en el parto, siempre que su embarazo sea de bajo riesgo.

Fuente | Llega un bebé, de Sandra Borro y Silvia Mosquera. Asesoramiento del Dr. Ernesto Beruti

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Diferentes formas de dar a luz 6 junio 2009
  2. Pasaron los nueve meses y llegó el gran momento (II) 22 julio 2009
  3. Adelantar o favorecer el parto de manera natural 14 noviembre 2009
  4. Curso de parto 19 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *