5 junio 2011 Noticias, Salud

Si nos referimos al índice de tuberculosos europeo, Londres es una de las ciudades que se destaca, y eso generó que decidieran vacunar a los recién nacidos. La cantidad de casos de tuberculosis se ha multiplicado en los últimos años.

El próximo año todos los bebés que nacerán en Londres serán vacunados, según lo determinado por la oficina de salud (NHS). Si bien esta enfermedad casi había dejado de existir, este rebrote implicó la toma de medidas. Una de las causas es que los enfermos no llegaron a terminar el tratamiento, esto causó que la bacteria se hicieran más resistentes a los medicamentos y así la causante de la tuberculosis logró sobrevivir.

Otra de las causas de este brote fue dada por la NHS: “El 84% de los infectados de Londres no ha nacido en el Reino Unido y el porcentaje de fallecidos es sensiblemente mayor en este grupo demográfico. Sin embargo, el hecho de que la enfermedad actúe por igual sobre las nuevas generaciones sugiere que se empleen medidas drásticas“.

Afortunadamente tomaron conciencia del problema y decidieron llevar adelante un plan con el cual se quiere que la tuberculosis se reduzca a límites casi imperceptibles para la población.

Pero como en muchos casos, además de mejorar la salud de la población, esta medida persigue un fin económico, tratar un paciente en que apenas aparece la enfermedad cuesta 2.245 euros, mientras que tratar a un paciente con un grado de enfermedad mayor cuesta cerca de 56 mil euros.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr – Sandra

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *