Uno mas en la familia » Consejos » La llegada de un hermanito

La llegada de un hermanito

13 julio 2009

hermanitos

En un artículo anterior ya hemos tratado este tema, y en esta oportunidad te seguiremos brindando sugerencias para que se te haga más ‘facil’ decirle a tu hijo que ya no será el rey de la casa.

Así como la llegada de nuestro primer hijo representó un gran desafío, fue cumplir el gran sueño de la maternidad y el cumplimiento de un sueño, el anuncio de un segundo embarazo pude generar otro tipo de sensaciones. Felicidad, sorpresa… pero también dudas acerca de cómo decirle a tu hijo que tendrá un hermanito. Algunos creen que es bueno que esperes a que la panza se haga notar, que es bueno que pases los tres primeros meses, que te acerques al parto. Las opciones son muchas y el tema se pondrá más complicado si tu hijo escucha hablar en la casa del nuevo bebé y que nadie se lo haya comentado a él.
Por eso, para que no te confundas acerca de cómo resolver el tema debes tener en cuenta algunos puntos:
Si pensabas inscribirlo en una guardería o jardín de infantes, no esperes a que nazca el hermanito. Puedes hacerlo mientras estas embarazada. De lo contrario, el niño puede pensar que la llegada del hermano lo alejará de la casa o de sus padres.

Si está en edad de dejar los pañales, la mamadera o el chupete, empieza con estos asuntillos, enséñale todos estos menesteres antes de la llegada del hermanito.

Empieza a acostumbrarlo a pasar un poquito menos de tiempo con vos. Si nunca lo dejaste solo con una niñera o persona de confianza, y vas a necesitar hacerlo cuando llegue el hermanito, empieza a implementar el cambio en el segundo embarazo. No esperes, porque será más difícil organizare. De todas formas, piensa que todo se debe hacer en forma paulatina, de a poco.

Háblale con franqueza de tus cambios físicos. Dile que llevar un bebé en la panza te provoca un cansancio extra, si es que tu hijo te nota malhumorada. Explícale que no estás enojada con él y no dejes de tenerlo en brazos tanto como lo hacías antes del segundo embarazo. Salvo casos especiales, cargar un niño no ofrece ningún riesgo para una futura mamá.

Permitile conocer a su hermanito mes tras mes, mostrándole las ecografías y haciéndolo participe de algunos detalles de su crecimiento en el vientre materno, siempre que se trate de datos simples que pueda entender de acuerdo a su edad.

Apenas sientas sus primeras pataditas y movimientos del bebé, permítele que los palpe, que los sienta. Sugiérele abrazar y besar la panza, háblenle juntos, pero no lo obligues si no quiere hacerlo. Al hablar del bebe refiérete a el como “tu hermanito” o “nuestro bebé” para darle una idea de que le pertenece tanto a él como a vos y a tu pareja.

Fuente | El primer año del bebé – Eisenberg

Tags: , ,
Otros artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. No eres primeriza, deberías estar acostumbrada 19 enero 2014

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información