13 diciembre 2008 Compras, Consejos, Juegos y juguetes, Otros

Llamadorángeles Hay varias leyendas circulando sobre los llamadores de ángeles.

Unos cuentan que a veces, al amanecer, cuando no sabemos si estamos despiertos o dormidos, imaginamos sutiles presencias, susurros, risas contenidas. Dicen que son los ángeles de la guarda, escuchando nuestros secretos y susurrándonos melodías.

Otros afirman, que un grupo de duendes, tuvieron que huir del bosque en el que vivían y sus amigos los ángeles les regalaron unos llamadores para que los hicieran sonar siempre que les necesitaran.

El llamador es un cascabel encerrado en una bolita, que produce un suave campanilleo. Los hay para todos los gustos, lisos o trabajados, en plata o en alpaca, grandes o pequeños. Su precio varía de los 15 a los 45 euros, más o menos. Y puedes encontrarlos en tiendas como Habitat o en joyerías.

Es un regalo ideal para embarzadas y bebés. Dicen que el tenue sonido del cascabel, colgado primero del cuello de mamá y despues cerca de la cuna, tranquiliza al bebé.
Cuando sea mayor, si es niña tendrá un bonito colgante y si es niño puede convertirlo en un original llavero.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

5 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *