13 febrero 2010 Consejos, Opinión

habitacion

En esta oportunidad, como le hicimos anteriormente, te contamos todo aquello que debes tener en cuenta al momento de preparar la habitación del nuevo miembro de la familia.

Con respecto al suelo debemos elegir un material que sea duradero y capaz de amortiguar los golpes de las caídas. Debes tener en cuenta que sea cálido y seguro para que ayude en el gateo y las primeras caminatas, que seguramente serán sin calzado. Mucho mejor si el piso de la habitación es resistente, de modo que soporte los juegos infantiles, y al mismo tiempo tampoco debe ser muy duro, para que el pequeño no se haga daño en caso de caídas accidentales.

Los materiales que más se recomiendan son la madera (parqué o piso flotante) y también el corcho.

Las alfombras son muy cálidas, pero no debes perder de vista que son poco higiénicas. Si pretendemos mantenerlas limpias hay que aspirarlas con mucha frecuencia, y así y todo no evitaremos algunas manchas, como por ejemplo, si se vuelca un biberón.

Si el piso es frío y duro, podemos poner una alfombra de fibra natural que sea fácilmente lavable. Para evitar resbalones es necesario poner debajo de la misma una malla del tipo adherente.

La iluminación es otro aspecto que no debemos dejar de lado. Las luces también ayudan a crear ambiente, hay que elegirlas bien.

Piensa que por cada metro cuadrado de la habitación del niño necesitaras un mínimo de 20 voltios. En general, se tiene un punto de luz cenital y otro de luz indirecta, con estos aspectos cubiertos suficiente. Una luz piloto que sea pequeña podrá acompañar a nuestro hijo durante la noche en caso de temer a la absoluta oscuridad.

Vía | Living Decoración

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Su habitación (I) 26 junio 2010
  2. Cómo iluminar una habitación infantil 4 octubre 2016
  3. Uso de cojines para la decoración 5 enero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *