7 abril 2015 Noticias, Salud

lejia y problemas respiratorios

Aunque cada hogar tiene sus propias normas y modo de entender el cuidado y la limpieza, es cierto que hay algunos productos que siguen estando presentes, y muy vigentes, a la hora de limpiar y, sobre todo, desinfectar, especialmente cuando hay niños pequeños. La lejía es uno de ellos, y difícilmente encontraremos una casa en la que no tengamos alguna de las variedades de este producto.

Sin embargo, un reciente estudio realizado en distintos países de Europa, demuestra que la exposición pasiva a la lejía puede causar problemas respiratorios en los niños.

Para llegar a estas conclusiones, que si bien no son alarmantes, sí deben preocuparnos, se ha tomado como muestra a nueve mil niños de los Países Bajos, Finlandia y España. Se les entregó un cuestionario a los padres con el fin de conocer los hábitos de limpieza, en especial si utilizaban, al menos una vez a la semana, algún tipo de producto como la lejía, así como los problemas respiratorios o veces que sus hijos tenían algún tipo de infección relacionada con las vías respiratorias.

Los mayores usuarios de lejía somos los españoles y los que menos los finlandeses. También se tuvieron en cuenta otros factores como la presencia de moho en las casas o si los padres fumaban, por lo que los pequeños estarían expuestos a gran factor de riesgo. También si en las escuelas o guarderías se empleaba este producto para la limpieza.

El resultado fue especialmente significativo ya que, según los datos aportados por los padres, los niños que estaban expuestos a la lejía habían tenido más infecciones respiratorias, en especial amigdalitis y gripe.

Aunque, según los autores, todavía queda mucho por descubrir e investigar todavía, sí es necesario saber que esas sustancias que se derivan de estos productos químicos, estarían incidiendo, negativamente, en nuestro sistema inmune, por lo que no sería cierta esa incesante necesidad de librar a nuestro hogar de nocivas bacterias.

Vía | Tendencias 21
Foto | Hogar unComo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *