13 septiembre 2017 Libros

Ser mamá el antes y el después

Ser madre es una de las experiencias más maravillosas que puede experimentar una mujer, sin embargo no siempre se vive con la plenitud y tranquilidad que merece. Son muchas los cambios y situaciones novedosas que nos hacen tambalear el ánimo, angustiarnos y vivir con cierta desazón esos momentos que van entre el próximo momento del parto y los primeros días del bebé en casa.

Nuestra actitud es fundamental para que esa explosión de magia que trae la maternidad sea totalmente efectiva. Por eso es importante que sepamos resolver esas dudas o esos singulares enigmas que se plantean en todo proceso de creación, sobre todo cuando es la primera vez. Vivirlo con naturalidad y entrega, pero también con plena conciencia, nos ayuda a las mamás pero, también, al bebé. Por eso es necesario buscar respuestas como las que nos ofrece el libro “Ser mamá, el antes y el después”.

Un experto en crianza, un ginecólogo y un pediatra han unido su talento

Tres grandes profesionales dentro del mundo de la maternidad han unido sus fuerzas, y su sabiduría, para ofrecernos lo que podría ser la guía definitiva del embarazo y el recién nacido. El doctor Estivill, conocido por todo el mundo gracias a sus métodos en la crianza; el ginecólogo Carlos Salvador; y el pediatra Gonzalo Pin, han sido capaces de reunir un buen número de consejos, trucos y respuestas para que el proceso de la maternidad y la crianza resulte todo lo placentero que merece.

Entre los 100 días que preceden al parto hasta los 100 días después del nacimiento del bebé, existe un periodo en el que las dudas de la embarazada, y posterior recién mamá, se multiplican. A menudo se trata de pequeños dilemas que se pueden resolver con una respuesta, la misma que no solemos encontrar en nuestro entorno o que, en ocasiones, nos puede llevar a una mayor confusión.

ser mamá, el antes y el después

Nuestro comportamiento afecta al bebé

Este libro pretende darnos tranquilidad pero, también, claridad sobre como ciertos comportamientos nuestros pueden afectar al bebé. Es normal que los días previos al parto la mamá esté más tensa y nerviosa, sin embargo es necesario saber que este estrés nuestro puede provocar futuros problemas de comportamiento en el niño, haciendo que su carácter sea más irritable, por ejemplo.

Otro truco comprobado, es que si la madre, durante el último trimestre de embarazo se deja inundar por la luz matinal, esto ayudará a que el bebé, una vez haya nacido, regule mejor sus horas de sueño. También es importante saber como los horarios de alimentación de la embarazada, influyen en el desarrollo de pautas para la futura alimentación del bebé.

Comprar | Amazon
Foto | Pixabay

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *