23 agosto 2014 Libros

libro: madres felices

La llegada al mundo de un hijo no siempre es símbolo absoluto de felicidad. En algunos casos esta responsabilidad provoca un estado de ansiedad continuo haciendo que esta tarea, que debería ser totalmente entregada y generosa, se convierta en una pesada carga con la que nos sentimos excesivamente agobiados. El miedo al fracaso, a hacer las cosas mal, a fallar como padres o a equivocarnos en su educación, son losas demasiado grandes que no todos saben solventar con la misma soltura.

Es necesario que ante cualquier estado anímico de tristeza o angustia sepamos acudir a un especialista que nos pueda ayudar. Es cierto que todos los padres responsables sentimos en algún momento que no vamos a poder con esa carga, pero debemos darle la vuelta y no verlo como una obligación si no, más bien como una bendición, una nueva experiencia que vamos a resolver todos juntos de la mejor manera que sepamos y podamos, sin olvidar que si queremos la felicidad para nuestro niño, también nosotras debemos ser felices.

Y algo así es de lo que nos habla el libro “Los secretos de las madres felices”. Más allá de tratarse de una guía médica con consejos sobre el cuidado o la salud del bebé, es una inyección vital de positividad y alegría para enfrentarse a la crianza de una manera alegre y optimista, sin perder, por supuesto, la responsabilidad como padres.

Según la propia autora, Stephanie Schneider, descubrió, después de ser madre, como las obligaciones y prioridades cotidianas cambiaban en su vida. Si intentaba llevar el mismo orden de vida que antes de nacer su bebé, se convertía en un ser gris, desesperado y preocupado con tenerlo todo listo, así que decidió “brillar por mi buen humor antes que tener la cocina limpia”.

Uno de los secretos es sumar en serenidad y restar en obsesión, y esta máxima puede llevarse a cabo en todos los momentos cotidianos de nuestra labor maternal: introducir el sentido del humor en todo, ser más flexible con el tema de la alimentación o no tener mala conciencia si algo no nos sale del todo bien, y, sobre todo, pedir ayuda cuando nos sintamos agotadas o necesitemos un poco de aire libre. Disfrutar de la maternidad y ser feliz es el primer objetivo para criar a nuestros hijos con verdadera salud emocional.

Comprar | Amazon

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Pilar Rubio habla sobre su maternidad y sobre su carrera 24 agosto 2014
  2. Bitacoras.com 24 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *