8 junio 2015 Otros, Padres y madres

La cigüeña y los bebés de París

Seguro que todos habéis oído alguna vez aquello de que los bebés los trae una cigüeña desde París, y de igual modo os habréis preguntado ¿por qué elegir la capital francesa? Bien sabemos que es la capital del amor y el romanticismo rodea cada una de sus esquinas (al menos según la mitología de los enamorados), pero que además sea la sede mundial donde se fabrican los bebés, eso ya es otra cuestión.

Como todas las frases hechas, que se van pasando de generación en generación, proviene de una leyenda que ha acabado siendo tan famosa como si realmente fuese una verdad constatada. ¿Quieres conocerla?

La cigüeña ha sido considerada por culturas y civilizaciones arcanas como un ave dotada de poderes mágicos, no en vano con su llegada también venía el renacimiento de la naturaleza pues son el símbolo ineludible de que ha llegado la primavera. Es por ello que se ha relacionado siempre con, también, el nacimiento en la especie humana.

Pero la leyenda nos lleva hasta Francia, y no exactamente al mismo París, sino a una zona al noreste llamada Alsacia. Esta zona es especialmente conocida por sus vinos blancos y tienen a la cigüeña como símbolo, un símbolo que representa a la fertilidad y que, además, resulta un ave de buen agüero.

Aquí es muy conocida la leyenda de Kindelesbrunnen que nos habla de que hace muchos años, bajo la catedral de Estrasburgo había un lago poblada de almas de niños que esperaban nacer, entonces un gnomo, con su barca de plata y su red de oro, las pescaba para dárselas a la cigüeña que las entregaba a sus respectivos padres. Así la tradición dice que cuando se quiere ser padre, deben colocar trozos de azúcar en la ventana para atraer a la cigüeña.

Vía | Constance y Mireille
Foto | Creando angelitos Reborn

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *