4 septiembre 2009 Consejos, Opinión, Padres y madres

niño

En esta oportunidad te contaremos que nos quiere decir con su cuerpo cuando hace alguna picardía, como apagarnos la tele cuando estamos mirando muy concentradas.

En este simple acto nos está pidiendo que le prestemos atención. Este mismo episodio cuando es un poco más grande podría significar algo más que una simple llamada de atención, pero cuando tiene 2 años de edad el mensaje es: ‘mírame, estoy acá’.
En este caso trataremos de encontrar un equilibrio entre responder a su demanda y mostrarle que también ella tiene que respetar nuestro tiempo. Una buena respuesta sería tomar a nuestro hijo en brazos, reconocer su necesidad en voz alta (“Ah, estás reclamando un poco de atención ¿verdad? Y, si, todo el día fuera y a mi también me gusta que juguemos juntos/as…”). Y nosotras podemos grabar la película, compartir la actividad con nuestro hijo y verla cuando se haya ido a dormir.

Otras veces podrá jugar sola en su habitación, porque ya va teniendo edad de aprender a entretenerse durante un rato.

Puede pasar que también se nos pare delante y mire con cara rara hacia el piso y no quiera levantar su mirada. Esto quiere decir que hizo algo mal y se dio cuenta. Cuando ya tiene dos años toma conciencia de algunas de sus acciones y las expresiones que lo padres tienen de ellos. Es un momento importante que empiecen a ser responsables de sus acciones.

Un tiempo atrás romper algo no hubiera generado en ellos estos sentimientos, ahora se dan cuenta y les da ‘pena’. Lo mejor que podemos hacer es afrontar lo que haya hecho sin enojos y buscar la mejor manera de reparar el daño. Eso si, si con lo ocurrido su seguridad entere en peligro nos tendremos que poner más firmes y tomar medidas para que no se repita, pero sin recurrir a los gritos.

Nosotras también podemos usar nuestro lenguaje corporal para explicarle que eso no estuvo bien, la voz firme y un gesto serio nos ayudaran.

Fuente | Para Ti Mamá

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *