19 abril 2017 Noticias, Salud

leche materna y cancer

Es totalmente obvio, y conocido por todos, la importancia e inmensos beneficios que aporta la lactancia materna en nuestros bebés. Ayudarles a crecer de forma eficaz y sólida o protegerles frente a los problemas de salud externos, son sólo algunos de esos beneficios que aporta este preciado alimento. Pero ¿te imaginas que, además, la leche materna sirva como medicina eficaz contra el cáncer en adultos?

Investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia, han descubierto que existe un método, al parecer de lo más eficaz, que ofrece este alimento, con el que poder luchar contra esta terrible enfermedad. Al parecer, la lactoalbúmina sería la responsable.

Luchar contra las células malas para salvar las buenas

La doctora Catharina Svanborg es la jefa de investigación de un descubrimiento que puede resultar totalmente revolucionario en el mundo de la salud. Junto a su equipo, y tras un largo trabajo en laboratorio, ha descubierto como la proteína conocida como lactoalbúmina, que se encuentra en la leche materna, es capaz de luchar contra las células tumorales, al mismo tiempo que respeta aquellas otras que están sanas.

Lo que a priori puede parecer un milagro, tiene su explicación científica. Al parecer esta proteína une sus fuerzas con un ácido graso formando un nuevo componente llamado HAMLET. Esta nueva “sustancia” se convierte en un arma letal para aquellas células tumorales que son las que provocan el cáncer, al mismo tiempo que deja intactas aquellas células que se presentan sanas.

investigacion laboratorio

También reduce el tamaño de los tumores y mejora su apariencia

La primera zona afectada por cáncer, y en la que se ha detectado mayor sensibilidad en este tratamiento, ha sido en la vejiga. Los pacientes que han querido someterse a este tratamiento han podido comprobar como, en sólo cinco días, las células malignas eran eliminadas a través de la orina, viendo como tanto el tamaño y la apariencia de los tumores mejoraba. Y sólo fue con la sustitución de sus medicamentos habituales por otros compuestos por ingredientes de leche humana.

Otra zona que se vio afectada por sus beneficios fue el colon. En esta ocasión el estudio se realizó con ratas de laboratorio, comprobando que en poco tiempo los tumores reducían su tamaño hasta el 60 por ciento. Lo que lleva a pensar que, seguir investigando en esta línea puede abrir nuevas ventanas de esperanza hacia la curación de una enfermedad tan tremenda como es el cáncer.

Vía | Antena 3
Fotos | Natursan y News Oxaca

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *