2 octubre 2009 Lactancia, Noticias

La leche materna extraída debe darse a la misma hora
La composición de la leche materna va cambiando no sólo durante la toma, sino también a lo largo del día para que el bebé reciba en cada momento lo que necesita. Uno de los componentes de la leche materna son los nucleótidos. Científicos del Laboratorio de Crononutrición de la Universidad de Extremadura, han publicado un estudio en Nutritional Neuroscience tras investigar la concentración de nucleótidos en la leche en distintos momentos del día.

Los científicos buscaron en la leche materna tres nucleótidos, adenosina, guanosina y uridina y comprobaron que su máxima concentración es por la noche. Esto les lleva a concluir que la toma nocturna induce al sueño del bebé. Cuando una mamá se extrae la leche y la almacena para darsela al niño en otro momento, no suele tener en cuenta la hora a la que la extrajo. El estudio demuesta que es un error.

Los autores de la investigación comparan darle la leche de la mañana a un bebé por la noche, con tomarse un café antes de ir a la cama. Del mismo modo la leche nocturna no es adecuada para la mañana, cuando el bebé debe espabilarse un poco.

Este descubrimiento complicará un poco el darle al bebé la leche extraída, lo normal es que si una madre se la extrae sea para dársela en un horario en el que ella no puede. Pero a cambio sabremos que le estamos dando al niño lo que precisa. Ahora hay que recordar anotar la hora de la extracción en el envase.

Vía | 20 Minutos
Foto | Distribuidora Cornejo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *