9 julio 2017 Recién Nacido

Una vellosidad suave que recubre al feto

Cuando hablamos del lanugo en los fetos nos estamos refiriendo al vello corporal que recubre su cuerpo durante la gestación. El lanugo cuenta con la función de actuar como una capa que protege al pequeño de las infecciones permitiendo que conserve el calor, durante el embarazo la piel del feto es realmente muy delicada y fina, ya que hay ausencia de grasa subcutánea.

Comenzaremos por establecer la diferencia entre el lanugo y el pelo de los bebés. El lanugo es muy fino con textura aterciopelada, comienza a aparecer en la cabeza del feto entre la semana 13 de gestación y la semana 16, cuando se llega a la semana 20 el vello recubre todo el feto.

Algunos bebés llegan a nacer con lanugo en parte de su cuerpo, especialmente en los hombros, espalda y en la cabeza, en esas partes tarda más en desaparecer, siendo en algunos casos puntuales bastante oscuro y largo. Pero en la mayoría de los pequeños el lanugo se pierde en la semana 40 del embarazo y se va cayendo dentro del útero materno.

El lanugo es muy fino con textura aterciopelada, comienza a aparecer en la cabeza del feto.

Las vellosidades quedan en el líquido amniótico ayudando a la formación del meconio, es posible que el bebé llega a tragar un poco de este, pero no existe inconveniente con ello ya que lo expulsará de manera natural por medio de la orina.

Lo normal, como señalamos anteriormente, será eliminado al finalizar el embarazo, pero en ocasiones el bebé nace con el lanugo, lo que podría ser un claro indicador del parto prematuro. En otras oportunidades los bebés nacidos a término pueden tener parte del lanugo que caerá a medida vayan creciendo desarrollándose en su lugar el pelo o vello.

El roce del lanugo después del parto generará que se acelere la caída, pero esto se tiene que hacer de forma natural. La calidad y la cantidad del lanugo dependerá de cada pequeño en particular, será determinado por distintos factores genéticos.

El pelo de las cejas y de las pestañas recibe la denominación de pelo terminal ya que se caracteriza por ser más largo y más fuerte. No se cae y ayuda a proteger al bebé de diferentes factores, por ejemplo, la acción del viento, el polvo, etc. que podría ingresar a los ojos.

En el caso de las mujeres que sufren de anorexia se podría ver la aparición de lanugo cumpliendo la función de proteger la piel al no tener la grasa suficiente. En muchos pequeños se puede ver la aparición de este vello después de haberlos medicado con determinados fármacos, en estos casos el vello desaparecerá con el paso de los días

Algunos padres toman la decisión de rapar a cero a los bebés ya que piensan que así el pelo podrá crecer más fuerte. Si bien no existen razones para no hacerlo los beneficios tampoco son tanto, si se podrá lograr que el pelo crezca de forma uniforme y prolija pero también debemos tener presente que la naturaleza del pelo es una cuestión de tipo genética que no se podrá cambiar y que dependerá de diferentes factores: uno de estos factores es la fortaleza de las raíces del cabello y de la cantidad de pelo que tendrán los padres.

Vía | Reproducción asistida
Foto | Pixabay – Engin Akyurt

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *