1 agosto 2016 Lactancia, Seguridad

la lactancia y picaduras

El verano es una época maravillosa en la que las buenas temperaturas nos hacen disfrutar del aire libre, de algunos viajes o de paseos por la ciudad que durante el invierno resultan imposibles, especialmente cuando los niños son todavía muy pequeños. Pero con el verano también llegan otros elementos que resultan de lo más molestos: los insectos.

Las salidas a la Naturaleza o al aire libre, llevan consigo, también, algunos riesgos como son las picaduras. Mosquitos, abejas, arañas o avispas, están mucho más activas durante estas semanas, viendo en los seres humanos uno de los más sabrosos manjares para retomar energías durante los meses de calor. Pero ¿hay que interrumpir la lactancia cuando la mamá sufre picaduras de algún insecto?

El veneno del insecto no pasa a la leche materna

El veneno que inoculan los insectos en el organismo de los humanos es una mezcla de distintas sustancias que, difícilmente, pueden llegar hasta la leche de la madre, por lo tanto el riesgo de que el bebé pueda sufrir algún daño es totalmente nulo, incluso tratándose de especies más dañinas.

Esto es debido a su elevado peso molecular, sólo en algunos casos, y en cantidades mínimas, podrían aparecer en el alimento del bebé aunque, debido a sus características protéicas, no le harían daño. Sí que hay que ser muy cautelosos cuando se trata de bebés prematuros o con menos de un mes de vida. Nuestro consejo siempre es, sea cual sea nuestra situación, acudir al médico para que valore la magnitud de esas picaduras.

Las cremas y repelentes tampoco son perjudiciales

Para evitar las molestas picaduras de los insectos en verano, solemos utilizar repelentes que se venden en las farmacias y que están testados para las pieles más delicadas. También, una vez ya hemos sido invadidos por estos molestos animales, podemos usar cremas que alivien el picor.

Por regla general, estos productos se venden en las farmacias y nos ofrecen todas las garantías necesarias para que no exista ningún tipo de riesgo. En cualquier caso, podemos consultar con nuestro farmacéutico para que nos aconseje el más adecuado.

Vía | E-lactancia
Foto | Positiva

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *