18 septiembre 2017 Consejos, Lactancia

lactancia materna

El primer alimento de nuestro bebé, nada más llega al mundo, debe ser la leche materna. Ella le va aportar toda la energía y nutrientes necesarios para que crezca lleno de vitalidad y con su salud bien protegida. Al menos hasta los seis meses, debe ser su único alimento, con la seguridad de estar ofreciéndole la mejor garantía para su crecimiento.

Es necesario que nada más nacer nuestro bebé empiece a tomar su alimento del mismo pecho materno. La succión hará que nuestro cuerpo vaya produciendo más leche. Además dárselo a demanda, también ayudará a que vayamos fabricando de forma adecuada y sin restricciones. Sin embargo existen también algunos pequeños trucos que te pueden servir para aumentar la producción.

El estrés o una enfermedad pueden alterar la producción de leche materna

No suele ser frecuente que exista un cese de la producción láctea materna o que baje su producción, si ofrecemos el pecho de forma habitual y continuada, sin embargo se puede pasar por algunas etapas de estrés o de distintas enfermedades en las que esa producción se vea alterada. Por eso es importante tener a mano algunos truquillos con los que solventar, de forma eficaz y sin consecuencias negativas, esa mala racha.

mujer bebiendo agua

5 trucos para aumentar la cantidad de leche

  • Beber muchos líquidos. La hidratación es fundamental para cualquier momento de nuestra vida, mucho más si estamos dando el pecho al bebé. Nuestro propio cuerpo nos irá pidiendo estar bien abastecido de agua, pero si necesitas que tu caudal aumente, intenta aumentar, también, tu dosis de agua. Ocho vasos al día, como mínimo, pueden ser ideales.
  • Alternar los pechos. A la hora de amamantar a tu bebé hazlo con los dos pechos. Diez minutos en cada uno puede ser un tiempo ideal para que vayan produciendo más leche. Además darle el pecho a demanda, cada vez que lo pida, hace que se siga fabricando más leche.
  • Masajea tus pechos. Un masaje suave en el pecho te ayudará a que la producción se vea aumentada, al mismo tiempo los estarás cuidando para mantenerlos tersos y con la piel cuidada e hidratada, así que puedes aprovechar para darte con alguna crema o aceite especial.
  • Infusiones naturales. Algunas hierbas parece que son saludables para que aumente la producción de leche. Se habla del hinojo y la albahaca, sin embargo, es importante que consultes con tu médico antes de tomarlas, no por el hecho de que sean naturales son totalmente inocuas.
  • Vaciar el pecho. Ya hemos visto como la propia succión del bebé hace que la cantidad de leche aumente, así que déjale que mame todo lo que quiera o necesite, que queden tus pechos totalmente vacíos hace que se vuelva a generar mucha más y en mayor cantidad.

Vía | Su médico
Fotos | Sanitum y Salud tv

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *